CRM una filosofía de Marketing

CRM una filosofía de Marketing

Para todas las empresas vender es importantes, muchas por eso recurren a invertir en un software CRM pero la verdad es que el CRM es una filosofía de Marketing y no solamente un programa informático.

Entender esto puede significar la diferencia entre alcanzar el éxito con tu estrategia de venta o sencillamente creer que el CRM es sencillamente un software más que sirve para otra cosa. ¿A qué nos referimos? Lo explicaremos en los siguientes párrafos.

CRM una filosofía de marketing

Básicamente CRM significa Customer Relationship Management, en castellano esto podría traducirse como gestión de la relación con los clientes. Si analizamos esto, quiere decir que el software CRM sirve para gestionar la forma en que interactuamos con nuestros clientes.

De esto se desprende que el objetivo del programa es poder dejar satisfecho al cliente o aumentar su satisfacción y que esto traiga como consecuencia una fidelización del mismo y evidentemente un aumento en los ingresos a causa de aumentar la repetición de consumo del cliente o su tiempo de duración como consumidor.

Es por eso que realmente el software CRM trae tantas funciones, para que a través de ellos se pueda dar respuesta siempre al tiempo apropiado al cliente y que además de eso sea la repuesta apropiada para cada cliente; ya que las circunstancias de cada consumidor son distintas.

Cuando un empresario empieza a entender esto, comienza a entender realmente para qué es el software y como puede generar dinero con él; además de eso si lo sigue meditando se dará cuenta que el CRM es una filosofía de marketing.

¿Por qué? Porque de nada sirve tener un software que haya costado cientos o miles de dólares en adquisición e implementación, si no se ha creado también una cultura de atención al cliente en los empleados. Es decir, cuando una empresa decide utilizar un CRM también debe decidir enfocar su estrategia en la atención al cliente.

Sacarle provecho al CRM la diferencia son las personas.

De nada sirve tener el programa informático, si quienes lo manejan realmente no entienden la importancia del cliente, después de todo son los empleados quienes alimentan el programa, son los gerentes quienes cuantifican y miden los datos y son los directores los que toman las decisiones estratégicas de la compañía en base a los indicadores. Por ende dependerá en gran medida de las personas si realmente el software será explotado o sencillamente será un programa más de la compañía para medir el inventario o para manejar una base de datos.

Cuando se entiende que sin clientes no hay ventas, entonces se empieza a apreciar los gustos del cliente, sus preferencias, sus necesidades e incluso sus temores.  El CRM puede brindarnos toda esta información. Pero son los miembros de la compañía quienes decidirán si ignorarla o utilizarla.

También se puede tener un programa de gestión de clientes sumamente poderoso y aun así seguir dando una mala atención telefónica o teniendo un servicio de postventa pésimo e incluso vendedores desmotivados. Esto puede arruinar las ventas de la compañía y sencillamente sería muy fácil decir que CRM es una mala inversión, o que no es lo que se esperaba.

Entonces es claro que para que para que todo funcione bien se debe ver al CRM como una filosofía de Marketing. Algo cultural que se lleva en el corazón y que los empleados deben manejar para que luego el software pueda gestionarse de forma óptima y orientada al consumidor.

¿Cómo funciona un CRM?

Te contamos en 2 minutos cómo puedes utilizar un CRM con muchas opciones y fácil de usar.

 

CRM