lo temperamentos de los vendedores durante sus ventas

vendedores

Los vendedores se caracterizan por su accionar y comportamientos al vender. La captación de clientes o prospectos ideales. Se basa en la adaptación de comportamientos adecuados al tipo de prospecto. Los tipos de vendedores de acuerdo a su temperamento. Más conocidos, si bien parecería algo extravagante. Se puede apreciar ciertas similitudes que vienen a colación entre los comportamientos y características. Que reflejan los vendedores y sus acciones a estar en el campo laboral.

Para mejorar el accionar personal de los vendedores. Se podría mencionar la existencia de cuatro temperamentos básicos muy frecuentes a la hora de vender:

  • Colérico
  • Melancólico
  • Flemático
  • Sanguíneo

El colérico:

El colérico corresponde a un temperamento ardiente, ágil activo, práctico. Y de voluntad fuerte que se tiene por autosuficiente y muy independiente. Tiende a ser decidido y lleno de opciones, y le resulta fácil tomar decisiones por su cuenta. El colérico se encuentra a gusto con lo que hace. Para él la vida es actividad. No necesita que el medio lo estimule; antes bien él estimula al medio que lo rodea con sus ideas, planes, metas y ambiciones inacabables.

Debilidades del colérico

El enojo y la hostilidad. El colérico es extremadamente hostil. Algunos aprenden a controlar su ira, pero una erupción de violencia es siempre una posibilidad en ellos. No les lleva mucho tiempo comprobar que los demás generalmente se asustan de sus estallidos de enojo. Y de que por lo tanto pueden valerse de su ira como un arma para conseguir lo que quieren. Y generalmente lo que quieren es salirse con la suya.

El melancólico

Es un tipo analítico, talentoso, perfeccionista, abnegado, con una naturaleza muy sensible. Nadie disfruta más del arte que el melancólico. Por naturaleza tiende a ser introvertido, pero como predominan sus sentimientos. Lo caracterizan una serie de disposiciones de ánimo. Puede llegar momentos en que se siente extrovertido y se siente lo máximo. Y de un momento a otro está triste y deprimido. Y en esos momentos se vuelve sumiso y se hace a un lado de todo, para pasar desapercibido.

Debilidades del melancólico

El melancólico es una persona con un temperamento variable. Tiende a ser una persona negativa, pesimista y crítica. Las admirables cualidades del perfeccionismo y la escrupulosidad. Con frecuencia llevan consigo la desventaja del negativismo, el pesimismo y una actitud muy crítica. El melancólico es un idealista por lo que a veces tiende a ser impráctico. Y muy teórico por lo que le convendría someter siempre sus proyectos a la prueba de la viabilidad. Y le conviene asociarse con personas de otro temperamento que se complementen.

El flemático

El flemático es una persona con temperamento tranquilo, sereno que nunca se alarma y casi nunca se enoja. Sin duda alguna es la persona con la cual es más fácil llevarse. Por naturaleza, es el más simpático de los temperamentos. Para él la vida es una alegre y agradable experiencia, sin emoción, en la que evita comprometerse todo lo posible.

Es un ser tan tranquilo y sereno que parece no agitarse nunca. No se deja afectar fácilmente cualesquiera que sean las circunstancias que lo rodean. Es el único tipo temperamental que no varía consecuente. Su personalidad tranquila permite que el de temperamento flemático experimente más emociones de las que aparecen en la superficie. Y tiene capacidad para apreciar las bellas artes y las cosas buenas de la vida. Ya que suele ser más analítico por la paciencia con la que toma las cosas.

Debilidades del flemático

La debilidad más evidente del flemático es su aparente falta de interés, lento y ocioso o de ambición. Si bien pareciera que ser predecible, raras veces hace más de lo necesario. Hace pensar en que tiene un metabolismo bajo, o lento. Y con frecuencia se queda dormido en el momento que se sienta.

El sanguíneo

El sanguíneo es una persona cálida, vivaz, alegre. Por su naturaleza es receptivo y las impresiones externas. Suelen abrir fácilmente su corazón. Para tomar sus decisiones predominan más los sentimientos que los pensamientos reflexivos. Es una persona muy extrovertida. Tiene una capacidad poco común para divertirse y generalmente contagia su espíritu alegre y divertido.

Debilidades del sanguíneo

Se caracterizan por ser inquietos y desorganizados. Los sanguíneos son tremendamente desorganizados y siempre están en movimiento. No son personas que planifican con anticipación. Generalmente aceptan y resuelven las cosas en la medida en que se van presentando. Son felices buena parte del tiempo.

El sanguíneo es inestable emocionalmente, no sólo es capaz de llorar por cualquier cosa. Sino que puede volverse iracundo instantáneamente. Su enojo es momentáneo ya que no guarda rencor. Una vez que ha desatado su furia se olvida de la cuestión.

En la profesión de las ventas debemos aprenden a controlar nuestros temperamentos. Nadie mejor que nosotros mismos para conocer cuál es nuestro temperamento dominante. Y ser capaces de saber interactuar con él.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete