Obstáculos comunes que te impiden ser Jefe

empleados

Toda organización tiene las posibilidades de promover a sus empleados a un puesto inmediato superior. Todo esto, siempre y cuando los requisitos para ser beneficiado sean cumplidos por el empleado. Muy a menudo el personal no beneficiado, responsabiliza a la empresa de no brindar una buena. Respuesta en este sentido a sus integrantes, sin considerar que son ellos mismos quienes crean los obstáculos que les impiden ser jefes algún día.

De primera mano podríamos asumir, que las responsabilidades son únicamente de recursos humanos quien obstaculiza el proceso. Pero no, no es responsabilidad de RRHH la no competitividad de una empleado, que tiene 20 años en la empresa sin ningún tipo de promoción. La responsabilidad recae en el empleado que quiere ser jefe, sin tener las mínimas cualidades gerenciales y habilidades directivas.

Es común en la sustitución de vacantes, estimar que los empleados más antiguos o con mayor trayectoria reúnen los requisitos. Para ser los primeros opcionados a cubrir el puesto. Un criterio valedero y cónsono es suponer que quien, más tiempo ha laborado en la empresa. Conoce en su totalidad los procesos y métodos de funcionamiento de la organización.

Por lo tanto y consecuentemente, es real, el detalle se hace notable cuando entra en juego las condiciones o cualidades gerenciales, no todo individuo por bien que conozca las normas y procedimientos. Tiene la capacidad de liderar y de dirigir una organización, por lo tanto no tendrán madera de jefes. Siendo este una gran obstáculo a la hora de la selección.

En algunos casos incluso, pueden existir candidatos con buenas evaluaciones. Con un nivel de compromiso hacia la empresa, importante y con gran empatía hacia el resto de su equipo que. Sin embargo, no serán tomados en cuenta para el ascenso.

Todas estas situaciones derivan, en posibles malestares incómodos. Por la asignación de puestos, a personas con menos antigüedad pero con mayores capacidades gerenciales. Causando indirectamente conflictos internos generalizados, que pueden resquebrajar a equipos completos de trabajo.

Revisate y reinvéntate

jefes

Primero debemos asumir la situación como una decisión gerencial interna de la organización. No asumir posturas domesticas como los rumores de pasillo. Buscando lealtades ficticias y momentáneas, que busquen mal poner o desprestigiar al nuevo jefe. Asuma las decisiones de sus superiores como un nuevo reto es su vida profesional, afronte y demuestre sus aptitudes de la mejor manera, considere este cambio como un nuevo inicio laboral.

Es importante focalizar las debilidades, busque en su cotidianidad que puede mejorar. Recuerde que las oportunidades de ser jefe siempre están presentes, aun cuando usted menos lo espere. El ser humano siempre debe reinventarse, para mejorar cada día más.

La frustración siempre formará parte de nuestras vidas, está en cada quien la forma en que se asuma y se supere de la manera más expedita. Si usted considera que la decisión tomada no es la más acertada, no cree conflictos innecesarios y busque las respuestas. Sus interrogantes en quien tenga la posición más idónea a nivel competitivo y gerencial. Tenga muy claro que, Esta iniciativa será valorada por sus superiores, y le atribuye a su comportamiento mayores rasgos de profesionalismo

Tenga en cuenta que para usted es vital y necesario, obtener la respuesta a sus inquietudes.

Las 10 razones por las que no lo consigues

jefes

La especialista ha identificado diez posibles causas por las que, aun teniendo capacidades, no se logra el ascenso a “jefe”

  1. No tener aspecto de
  2. Ser desorganizado y no saber gestionar bien el tiempo.
  3. Capacidad de negociación más bien escasa, en conversaciones difíciles.
  4. Pertenecer al típico grupo de chismosos o tendencia a crear grupos excluyentes.
  5. No saber establecer prioridades.
  6. Tener una actitud muy rígida que aleja al resto.
  7. No llevarse bien con el propio jefe.
  8. Ser el típico quejica del grupo.
  9. Ser poco colaborador, cumplir con las funciones de trabajo y nada más.
  10. No alcanzar logros significativos.

Escuchar para aprender

Un rasgo que permite crecer y aprender es saber escuchar, característica del buen líder. Todo líder que por lo general es un jefe exitoso, comparte esta cualidad. Recuerde, un jefe no es el ente supremo que decide, quita y pone. No, el jefe exitoso, escucha, aprende y crea un entorno completamente empático, donde sus miembros de equipo. Siente la entrega y compromiso con los objetivos planteados.

Sea partícipe de los rasgos nocivos que aporta la lista anterior, no permite ni sea presa de sus propios errores y aun peor, no permita que se apoderen de usted.

Si realmente desea ser ascendido, escuche los comentarios y consejos de su superior y, sobre todo, repase esta lista. Si está a la altura de cualquiera de estas categorías, usted mismo tiene la respuesta a la falta de fuerza de su candidatura para el cargo. Cambie ahora, está a tiempo.

¿Quieres más tips de ventas?, inscríbete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here