Características de un mal jefe

empresas

El comportamiento de un jefe siempre debe estar enmarcado, en un comportamiento idóneo y adaptado a la posición que ocupa en la estructura organizativa de la empresa. A la altura de su investidura. A su vez, existen casos contrarios a este pensamiento y línea gerencial. No en todos los casos los jefes cumple son los requerimientos necesarios, lo que a comportamiento se refiere. Es acá donde muestran realmente, rasgos y características de un jefe incompetentes.

El jefe, es la imagen de mayor envergadura en toda organización, muchas veces premiada y otras odiada y despreciada. Sin los responsables de controlar, idear, supervisar y ejecutar. Todos y cada uno de los procesos en la empresa. Tiene la firme responsabilidad de aportar a través de su gestión, los mejores resultados para la empresa y sus integrantes. Sin dejar de lado, el compromiso constante de crear y preservar la empatía, simpatía y respeto. Tanto con sus superiores como subordinados.

Por lo tanto, en sincronía con la anteriormente detallado. Debemos resaltar que cada jefe debe ser consciente y claro, de su constante búsqueda de mejoras tanto personales como profesionales. Así como también el auto evaluación constante y la autocrítica, métodos que contribuirán con el mejor desarrollo de las funciones.

Una de las labores más complicada, es hacer que la figura del jefe sea valorada y apreciada por los subordinados. En todos los casos existe un férreo rechazo, a recibir órdenes provenientes del jefe inmediato superior. Es un proceso de trabajo que debe saber cómo manejar todos los jefes, tomando en cuenta que este respeto y consideración. Se gana con el esfuerzo constante de dar el ejemplo y ser partidario de la lealtad, honestidad, equidad y solidaridad, cualidades de un líder de excelencia. 

Suzanne Lucas, especialista en recursos humanos ha descifrado para el digital especializado de la CBS Money Whatch cinco claves que convierten a un líder en un ‘mal jefe’ y que presentamos de manera textual a continuación:

El comportamiento de los empleados muestra el nivel de malestar hacia su jefe

jefe

Sus empleados mienten con frecuencia

Un empleado mentiroso, es un rasgo común. Si bien puede ser un comportamiento nato de su empleado, es decir una condición psicológica que predomina en su personalidad. También es un mecanismo de defensa frecuente ante situaciones laborales. Esto puede parecer un mal hábito según la experta, pero plantea los siguientes interrogantes: ¿Por qué tienen que mentir los trabajadores? ¿Usted ordena cosas poco razonables? ¿Sanciona excesivamente a su personal cuando comete errores? ¿Les cuenta las horas que necesitan de tiempo libre y se las cuestiona?

No siempre todo está perdido, una solución inmediata puede ser. Crear un entorno de mayor receptividad, mejorando la comunicación. Incentivando la reciprocidad para hacer ver a los miembros de tu equipo un respaldo ante cualquier situación. Es importante hacer ver a su equipo que, la confianza  en ambas partes  es vital, para preservar el clima organizacional y por ende una mejor relación laboral.

No hay otros gerentes que admiren a su equipo

Un buen gerente desarrolla buenos empleados y los adiestra. Si usted pasa más tiempo intentando deshacerse de los que considera malos empleados, en vez de tratar de mantener los buenos y de corregir la conducta de los que no lo son tanto, el problema puede ser suyo como líder.

Siempre hay emergencias en su día a día laboral, sin soluciones

Los negocios son impredecibles y está claro que las emergencias en este sentido son comunes. Pero, como gerente, su trabajo consiste en evaluar la situación y prever planes ante los contratiempos más comunes en su tarea y la de su equipo. Que los problemas se repitan constantemente y que usted no halle una solución para proteger a su gente lo convierte en un jefe incompetente.

Siempre se pregunta «¿qué puedo hacer legalmente?» en lugar de «¿qué debo hacer?”

Sí, usted tiene que cumplir con la ley como jefe que es. Pero sólo porque pueda decirle a un empleado cuando aplazar sus vacaciones o cuándo debe quedarse hasta tarde en la oficina aunque tenga planes no significa que deba hacerlo siempre.

Roba el crédito de sus empleados

Algunos gerentes tratan de impresionar a sus superiores tomando el crédito del trabajo de todos para sí mismos. Esto no sólo puede volverse en contra de usted cuando su empleado estrella decida no seguir jugando su juego sucio, sino que además puede hacer que sus trabajadores no se destaquen, con tal de castigar su gestión.

“Ciertamente, esta lista no es exhaustiva, pero sirve para que los empleados echen un vistazo a su propia gestión. Si estos no se identifican con ninguna de las categorías, eso será un buen síntoma», finaliza la especialista.

Si, por el contrario, sus actitudes son en su mayoría como las que describe la experta, es momento de detenerse y cambiar su comportamiento. Usted se sorprenderá de cómo sus empleados responderán a su esfuerzo por mejorar su capacidad de gestión.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete