¿Eres un vendedor o un empresario de las ventas?

ventas

Todo esto se encuentra especialmente relacionado al éxito personal de las personas. Se puede mencionar que es la esencia de todo ser humano y que solo tiene que desearlo sinceramente. Un trabajador que lleva años en el mundo de las ventas y que ha ejecutado siempre este trabajo debería de preguntarse las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan conforme estoy con mi trabajo?
  • ¿Siento pasión por mi trabajo?
  • ¿Mi familia está recibiendo todo lo que se merece?
  • ¿Puedo dar más que esto?

Sin embargo, la rutina es el principal enemigo de todo ser humano. Ya que esta nos ciega y la soberbia de querer creerse el dueño de su ruta, de los clientes y que siempre contará con los ingresos actuales, todo esto junto lo llevará a la decadencia.  Esto producirá que se siga viendo como un simple vendedor más. Además, con el paso de los años todo parecerá caérsele encima. Ya que al momento de caer en la rutina todos los días se repetirá la misma idea. Esto le quitara la fuerza necesaria que requiere el negocio para poder crecer. Ten en cuenta que el arte de la venta se trata especialmente de innovar constantemente.

Es por ello la importancia de saber quién eres en realidad, si un vendedor o  un empresario de las ventas. Si la mentalidad de los trabajadores cambia, las empresas se pueden guiar hacia sus metas y logros. Según los estudios realizados solo el 5% de las personas realmente quieren progresar.

¿Por qué no actuar como un verdadero empresario de la venta?

ventas

Un vendedor tiene las mismas armas y recursos que un empresario emprendedor. Ya sea el caso de los productos, precios, publicidad, un territorio y una Gestión por realizar. Esto es algo idéntico a lo que ejecuta un empresario del tamaño que sea. Ten en cuenta que pensar en grande no es malo y es totalmente gratis, ¿Entonces por qué no hacerlo?

Si tú eres de las personas que piensan en grande harás el máximo esfuerzo y aunque no lo logres al 100% conseguirás metas que tal vez nunca imaginabas lograr. Es importante siempre proponerse metas gigantescas, mientras más grande sean más lejos vas a llegar.

El engaño de la actividad

Cada vez que comenzamos una labor se debe tener muy claro cuáles son los objetivos. ¿Por qué hacemos esto? ¿Cuál es la razón de esta actividad? ¿Qué quiero lograr? Ya que con el pasar  del tiempo muy posiblemente esta actividad se pueda convertir en lo cotidiano. Muchos de los vendedores o empresarios tienen como costumbre levantarse, tomar el coche, visitar clientes, tomar pedidos, cobrar y visitar la empresa. Esto se termina haciendo todos los días convirtiéndose en una rutina. Ten muy presente que si nunca cambias tu forma de vivir nunca obtendrás resultados distintos.

¿Cómo salirse de una mala situación?

Si te estás viendo involucrado en un mal momento o una situación caótica, debes fijar unos objetivos. Esto es fundamental para saber qué hacer.

  • Debes ser muy concreto y específico.
  • Pocos pero muy importantes.
  • Estos objetivos deben ser compatibles con todos los demás.
  • Que sean objetivos alcanzables, pero que tengan un poco de dificultad.
  • Que tengan plazos.
  • Escritos y fáciles de interpretar.
  • Estos objetivos deben ir evolucionando de acuerdo a las situaciones.
  • La evolución te ayudará a varias las cosas según su importancia.

Oportunidad

Es importante que como vendedor nunca muestres problemas sino oportunidades. La venta tiene que ser algo que satisfaga la necesidad de la persona. Por lo tanto, una oportunidad para el cliente poder salir adelante. Entonces, es fundamental que todo vendedor cree acciones y momentos  donde enseñen a sus clientes todas las oportunidades que dicho producto o servicio  les ofrece.

En muchos momentos los vendedores se consiguen con clientes que pueden ser una oportunidad de crecer. Sin embargo, los dejan pasar sin darse cuenta. Ya sea por descuido o porque simplemente estás practicando el arte de la venta de mala manera. Es por ello que aquí te traemos cuales son las 7 fallas principales de todo vendedor tradicional

¿Cuáles son las 7 fallas de un vendedor tradicional.

  • No cuenta con objetivos, metas y planes en su trabajo.
  • No actualiza sus conocimientos de ventas que usualmente van cambiando según
    el mercado.
  •  No administra bien su tiempo.
  •  No aprovecha las reuniones de trabajo con su empresa.
  • No toma decisiones cuando son necesarias (negociando).
  • No utiliza las comunicaciones para conseguir colaboración de sus jefes en su
    empresa y con los clientes.
  • Cuando logra un buen ingreso se “relaja” y asume “La soberbia del vendedor”.

Cuando un vendedor se ha iniciado en una empresa y con el tiempo sus ingresos se elevan. Por ego y soberbia automáticamente su ego crece y se cree el dueño de la ruta. Es justo en ese momento cuando comienza a decaer su actividad laboral. Sin darse cuenta que por una u otra razón podría estar siendo despedido.  Pero al poco tiempo los clientes vuelven a comprar, ya que su negocio es más importante que la amistad con el vendedor.

CRM