La actitud del vendedor es el trampolín para generar ventas

ventas

En diversos momentos de nuestra vida, no hemos topado con vendedores que manifiestan una actitud fría. Mientras estamos realizando nuestras compras o cuando nos encontramos realizando un pedido. Muchas veces  estos vendedores muestran una actitud desinteresada inclusive una actitud ofensiva. Están pesada la actitud que pareciera que los clientes le molestan. Lo preocupante de este tipo de vendedores es la cantidad de ventas que se están dejando de generar. Trayendo consigo la disminución de ingresos para la empresa, ya que se está dejando de percibir y de producir ventas.

Debemos recordar que la fidelidad del cliente se genera cuando se siente agradado por la atención recibida. Los clientes tienden adoptar hábitos que los llevan a frecuentar los mismos negocios donde obtienen un trato especial. Sus clientes referidos vienen por parte de estos clientes que mantienen la lealtad por la confianza y seguridad generada por el vendedor. Es por eso que el vendedor debe ser muy cuidadoso en su atención al cliente. Empezar la atención mostrando una actitud positiva y de respeto. Este trato hace la diferencia.

Las personas exitosas tienen bibliotecas. El resto tiene televisores con pantalla grande“. – Jim Rohn

Conductas y comportamientos del vendedor

Cuando encontramos vendedores con actitudes negativas, este tipo de conductas son desfavorecen. Por completo la relación cliente empresa. Muchos suelen  atribuir su conducta y comportamiento negativo la situación económica, a la baja demanda. Y esto es inaceptable porque solo debe ser atento y cordial con el cliente. Y no debe buscar argumentos a su mal trato.

Cuando un vendedor tiene una actitud positiva y su comportamiento es agradable. No solo conseguirá la venta, sino que traerá consigo la fidelidad del cliente. Además traerá clientes referidos. Y ese es una valiosa estrategia para la empresa. Reflejar positivismo, alegría, entusiasmo hará que la labor y relación con el cliente sea amena. Logrando que esté a gusto y bien atendido. Y el vendedor conseguirá el cumplimiento de sus objetivos.

En qué consiste la actitud

La actitud la podemos definir como el comportamiento que sale de nosotros. La actitud no es una destreza, una destreza se forma a través de la capacitación. Mientras que la actitud es la conducta con la que enfrentamos el día a día. Debemos empezar por sentir aprecio por lo que hacemos. Si la labor que hacemos no la realizamos con agrado, con gusto. Nuestra actitud no será la más adecuada. Por lo que si vender es lo que nos gusta, apreciamos el arte de vender. Entonces reflejaremos y actuaremos de manera positiva.

En la venta, no solo debemos contar con herramientas claves y buenas estrategias de ventas. También debemos invertir tiempo y esfuerzos en nuestro estado mental. De manera que nuestra mentalidad se encuentre en armonía con lo que sentimos y con lo que hacemos. Consiguiendo así un plus frente a otros competidores.

Comportamientos que no benefician en la venta

ventas

Comportamiento de víctima

Hacerse la víctima es una de los comportamientos errados, no sólo en la venta. También en los equipos de trabajo. Cuando el vendedor adopta este comportamiento siempre estará en un constante lamento “Todo me pasa a mí”, “No le agrado a los clientes” Consiguiendo que los clientes se aparten de él de inmediato. Debido a ese comportamiento tan deprimente.

Comportamiento negativo

El vendedor que posee una actitud negativa no consigue ser positivo por nada del mundo. Nunca ve el lado bueno de las cosas. Solo ve el lado negativo.

Comportamiento derrotado

Este tipo de vendedor no lucha por conseguir su objetivo final. Suele darse por vencido rápidamente. No asume riesgos y desfallece con facilidad.

Comportamientos que benefician en la venta

ventas

Comportamiento proactivo

El vendedor con una actitud proactiva es alguien que no deja que los problemas lo abrumen. El proactivo actúa antes y consigue solventar los problemas y enfrentarlos. Sin culpar a los demás. Ni mucho menos al producto, servicio o al cliente.

Este tipo de vendedor proactivo asume la responsabilidad.

 Comportamiento de posibilidad

El vendedor que cultiva este comportamiento. Siempre va más allá, siempre existirá una posibilidad en medio de las dificultades. Esta posibilidad depende de nosotros encontrarla. El comportamiento de posibilidad se cultiva, no se deja llevar por el desánimo o por la frustración. Siempre busca una alternativa o posibilidad para solventar la situación. Ya que si muestras desencanto tus clientes pueden notarlo y percibirlo. Y esto puede resultar fatal ya que pueden dejar de tomar la decisión correcta.

Comportamiento incansable

No debes dejar que el cansancio te invada. La profesión de las ventas es maravillosa y si la dominas. Podrás conseguir un sinfín de aspectos que te impulsarán a seguir adelante. El vendedor con una actitud incansable se encuentra en constante entrenamiento. Cultiva día a día su labor, abriendo camino para avanzar profesionalmente. La considera como un valor primordial y una ventaja competitiva.

Por eso es recomendable adecuarse y asumir un comportamiento adecuado ante las ventas. Si lo que deseas es tener éxito y generar rentabilidad en tu bolsillo. Aportando crecimiento a la empresa.

CRM