La delicada frontera entre un vendedor perseverante y uno odioso

Es muy cierto que en cualquier negocio podemos llegar a toparnos con un vendedor perseverante o en ocasiones con uno odioso;sin embargo, nadie quiere ser atendido por un vendedor odioso por eso todo vendedor debe reconocer que tipo de vendedor es; si es uno que las personas buscan o si es el que las personas rechazan.

¿Eres un vendedor perseverante uno odioso?Lo que debe poseer todo vendedor

Todo vendedor debe tener en cuenta ciertas virtudes que debe poseer como lo es la perseverancia, la tenacidad, la constancia entre otras; esto es vital para poder destacarse en el ambiente laboral. De por si tener estas características o virtudes te permiten ser seleccionado para el trabajo.

Si existe un vendedor perseverante y uno odioso, el que puede poner en juego su trabajo es el odioso; y es que este no dará el trato querido o que buscan los clientes. Esto puede generar pérdidas considerables para la empresa o negocio a la que el trabaje.

Entre los requisitos de selección de personal se buscan rasgos específicos que deben ser mencionados en el CV o la entrevista que se le realice al candidato; entre esta la tolerancia a la frustración. Y es que para ser buen vendedor y destacar entre los demás debes poder tolerar a la frustración que genera el oficio; para nadie es un secreto que en este tipo de trabajo esto puede ser el pan de cada día.

Los jefes y gerentes buscan vendedores que no se rindan tras escuchar un no del cliente, más bien valoran que el vendedor siga esforzándose y consigue cambiar ese no por un sí. Lo que requerirá que el vendedor no lo intente una vez si no varias veces para poder llegar a su objetivo final.

Un vendedor perseverante no satura nunca al cliente

Un vendedor que posea las virtudes y características claves para el negocio jamás saturará al cliente hasta llevarlo a la obstinación; lo que requiere que el vendedor ponga de su parte y cambie sus métodos de ventas; si en la primera visita no logro concretar la ventar la segunda vez no podrá utilizar el mismo método, más bien lo adaptará a lo que ya sabe del cliente.

Esto pudiera presentarse varias veces hasta llegar a la venta final, lo que requiere tolerancia y perseverancia del vendedor para no darse por vencido ante los clientes. Debe procurar conocer las necesidades reales del cliente para establecer un margen entre el producto y el cliente y conseguir la solución que le puede brindar para el beneficio del cliente.

Es necesario que el vendedor sea una persona que transmita confianza, si no es así no podrá detectar las necesidades o urgencia del cliente; y por ende no se le dará el servicio esperado o requerido por él.

Mantén sentido común

Es cierto que un vendedor persistente y uno odioso tienen varias diferencias, entre esta se destaca el sentido común, sin este no se dará un servicio de calidad al cliente, podría establecer malas relaciones. Vendedor, procura adquirir buenas cualidades y volverte tolerante ante toda frustración que pudiera surgir en el trabajo.

 

Suscríbete a nuestros tips comerciales: