La planificación es fundamental para conseguir nuestros objetivos de ventas

ventas

Los vendedores somos personas que necesitamos vender nuestros productos o servicios. Para ello debemos encontrar personas o empresas que tengan una necesidad o problema que resolver.

Sin las ventas no hay vendedores

La realidad de muchos de nosotros es que queremos vender y ganar más. Pero no estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para que se venda. La planificación es fundamental y es uno de los aspectos que te llevan a conseguir el objetivo de vender.

Salir a vender sin previa planificación es un error comercial

Los vendedores somos personas que necesitamos vender nuestros productos o servicios.

Si nos dirigimos a los clientes por inercia, rutina o por obligación sin un plan específico. O planificación previa que nos ayude a cerrar más ventas. Y luego, nos quejamos de que no vendemos buscando mil argumentos (la economía, la competencia, los precios, el producto, el tiempo). Pero nosotros no ponemos todo de nuestra parte para que ocurra.

Existen factores que no se pueden controlar, pero planificar nuestra agenda es fundamental y está bajo nuestro control. Para ello te ofrecemos una serie de técnicas de cómo planificar tu agenda a la hora de vender

¿Para qué sirve una planificación?

Sirve para definir los pasos que debemos realizar para conseguir nuestros objetivos, gestionar nuestro tiempo y enfocarnos en lo que es importante.

¿Por qué no planifico?

Muchas veces no se planifica por pereza, falta de hábito. Pueden ser algunos de los motivos pero creo que hay uno que es más general entre los vendedores, no saber los beneficios que aporta la planificación.

Los beneficios que nos aporta la planificación son:

  • Ahorro de tiempo
  • Productividad
  • Enfoque en lo importante
  • Menos estrés y ansiedad
  • Control de mi tiempo

¿Qué hay que planificar?

Para planificar debes saber qué quieres conseguir. Una venta,  una cita, cobrar una factura, introducir una nueva referencia, prospectar 10 clientes al mes.  Debes tener claro tu objetivo.

Una vez que sepas cuál es tu objetivo organiza todas las actividades que vas a realizar en el día. Planifica tu semana o mes, que te llevarán a la consecución de tus objetivos.

Según los expertos lo que nunca debe faltar en la planificación es: Contactar con clientes, presentar nuevas referencias, prospectar, tareas administrativas.

Estas actividades deben prioridades en una planificación porque son la base del crecimiento en ventas.

¿Cómo planifico mi agenda?

Una vez que tiene claro cuáles son tus objetivos de ventas estarás en disposición de establecer prioridades en tus actividades diarias. Haz una lista con tus actividades diarias y planifícalas teniendo en cuenta lo siguiente:

Separa lo urgente de lo prioritario

Estas son los tipos de actividades que te encontrarás en un día cualquiera de ventas:

Actividades que te hacen perder tiempo, sin importancia, ni urgentes.

Actividades  que requieren tu atención inmediata de vida o muerte. Pueden existir de 3 tipos:

Distracciones, que no tienen ningún sentido para nuestro éxito.

Cotidianidades, actividades que requieren nuestra atención pero no deben ser el centro de nuestras vidas.

Crisis, son el resultado de no haber realizado actividades que deberían tener bajo control.

Las Prioridades. Son actividades importantes que te acercan a tus objetivos

ventas

Concéntrate en las actividades importantes y las urgentes realízalas. Cuando hayan finalizado anota del por qué ha pasado y cómo se puede evitar para aprender. Y de esta manera, no te ocurra la siguiente vez.

Debes cuestionar cuál será el impacto que  tendrá en los resultados. No somos conscientes de los impactos positivos o negativos de nuestras actividades diarias. Un  ejemplo de esta afirmación es La Ley de los 30 días que dice: «Las acciones de ventas que realices en los próximos días afectará en tus resultados los meses siguientes».

Cuando planifiques pregúntate  ¿cuál va a ser el impacto de ésta actividad?

Establece la diferencia entre efectividad y eficiencia

La efectividad es seleccionar la actividad más importante y hacerla bien. Eficiencia es hacer bien lo que estás haciendo en determinado momento sea o no importante. Para la consecución de tu éxito en ventas.

Debemos establecer la diferencia de las actividades que se realizan. Para así enfocarnos en realizar las tareas cruciales para nuestro crecimiento en ventas. Donde debemos priorizar y realizar sí o sí las tareas que son importantes y relevantes. Desechando las actividades que no ameritan que le invirtamos tiempo.

Cuál es el mejor momento para plantearse la planificación

Así como nos establecemos metas a corto y largo plazo. Podemos organizar y hacerlo también cuando para planificar por:

Mes: la planificación por meses suele hacerse para objetivos a largo plazo o disponer de una amplia zona de ventas.

Semana: la planificación semanal suele hacerse los domingos por la noche o lunes a primera hora.

Diariamente: suele hacerse  por la tarde cuando has terminado tu jornada laboral; la noche anterior o a primera hora antes de salir a trabajar.

No olvides la importancia que tiene la planificación en las ventas para lograr tus objetivos de manera organizada.

CRM