Las mentiras curriculares, principal causa de no obtener empleo

empleo

El mentir un rasgo humano que margina y compromete a quienes lo hace una cotidianidad. Para alguno es nato, decir o crear escenarios basados en mentiras. El inconveniente se presenta, cuando son descubiertos y se generan resultados adversos a los esperados. Caso común, las mentiras en curriculares, para conseguir empleo.

El buscar mentir o aparentar cualidades o experiencias de gran calibre, para conseguir un empleo. Es algo común, aun cuando el postulante ya asume que será investigado. Previamente para poder ser seleccionado a un cargo. Una de las principales causas de rechazo por los departamentos de RRHH, son las faltas de honestidad al momento de confirmar las hojas de  vida y sus referencias.

Es inevitable, que la información no sea confirmada. El postulante debe estar muy claro que la información plasmada, será verificada de la forma más efectiva posible. Recuerde, la empresa contratante está buscando llenar una plaza, para seguir mejorando el rendimiento empresarial. De nada puede llegar a servir una persona deshonesta en ese lugar.

Es cada vez más común observar en las ofertas de empleo la advertencia: “comprobamos la veracidad de los datos aportados, abstenerse de añadir falsas referencias.” dirigidas a candidatos que, en su afán de conseguir el empleo, son capaces de falsear una experiencia laboral.

Es importante mencionar, según el digital especializado de la CBSNews Moneywatch y la especialista en Recursos Humanos Suzanne Lucas. “la mayoría de las compañías piden referencias de trabajo antes de contratar a cualquier aspirante. Ya sea para cuidar ancianos o para ser vicepresidente de una compañía, necesitan fiabilidad. Arriesgarse a dar falsas referencias no le llevará a la cárcel pero sí le mantendrá sin empleo, eso es seguro”.

Nuevas metodologías para confirmar las mentiras curriculares

empleo

Cada día las organizaciones implementan nuevas metodologías para confirmar. Es decir, cada empresa busca la forma más precisa de conseguir la información más fiel al respecto.  Sencillamente llamar a la oficina de la antigua empresa del candidato y pedir hablar con el jefe de su último departamento. Obviando la opinión del departamento de RRHH.

Es acá, donde las cualidades míticas que planteaste en tu hoja de vida, se pueden ir al piso. O en caso contrario se corrobore lo efectivo, eficaz y comprometido que eres en la parte laboral. Esto último sumando aspectos positivos y puntos a favor para que seas seleccionado. Ahora bien, si es negativa la apreciación, solamente continuaras un tiempo más sin empleo, a causa de tu deshonestidad.

Elegir referencias, paso vital al momento de postularte…

Ya sabes, lo elemental y vital es no mentir, es importante que la empresa contratante note esa primera impresión en ti. El demostrar aptitud de aprendizaje y disposición, contribuyen con una selección más favorable para ti. Nunca es bueno toparse con la imagen de un profesional fraudulento capaz de mentir con tal de conseguir sus propósitos.

Ten presente que una mala referencia laboral, puede conducir tu candidatura al fracaso, siendo el caso contrario de una referencia positiva. A continuación citamos textualmente, la opinión de la experta especialista en Recursos Humanos Suzanne Lucas.  La experta aporta cinco consejos sobre cómo lidiar con las referencias cuando una empresa las solicita a sus candidatos:

Si es una empresa familiar, no es una buena referencia

Si estaba haciendo la contabilidad para la tienda de limpieza en seco de su madre, eso es un trabajo de verdad. Sin duda, debe incluir esa experiencia en su currículum. “Pero, ¿que la referencia sea su madre? Es su madre y piensa que usted es especial. Pero, ¿usted quiere que la mujer que le ha cambiado los pañales le dé referencias profesionales a un posible futuro empleador?  No”, dice Lucas. Podría en algún caso salirse con la suya si tienen apellidos diferentes, pero la recomendación de la experta es no correr el riesgo.

No tiene por qué facilitar siempre los datos de su supervisor inmediato

Si un empleador solicita los nombres de sus jefes inmediatos, por supuesto, usted debe facilitarle esa información (o arriesgarse a perder la posibilidad de ser contratado). En caso contrario, cualquier persona con autoridad sobre usted en su antiguo empleo puede ser una gran referencia.

“¿Cómo quién? Sus clientes internos. Sus clientes externos. El director del departamento vecino, que ha trabajado con usted en un gran proyecto. Su objetivo es encontrar a alguien que ame su manera de trabajar y que será una referencia fuerte. Un compañero de trabajo en el mismo nivel que usted no es una opción, porque la relación comercial es demasiado igual. Sin embargo, un compañero de trabajo que de referencia positiva siempre es mejor que una mala referencia de su antiguo jefe“, puntualiza la especialista.

Hable con sus referencias antes poner sus datos en su hoja de vida

Sólo porque usted tenga una buena calificación de desempeño no significa que su antiguo jefe quiera recomendarle para otro trabajo. “Él pudo haber dicho cosas buenas de usted en su momento por ser agradable. Pero tal vez se siente cómodo diciendo algo podrido en el teléfono, que será en todo caso lo que en realidad piensa”. Cerciórese de que las personas que están dispuestas a ayudarle sean listas y capaces de servir de referencia.

Asegúrese de que usted tiene la información correcta sobre su referencia

Si proporciona los datos y teléfonos de su antiguo jefe. Verifique que continúa trabajando en la misma empresa y en el caso contrario intente localizar su número personal. De lo contrario por más que su actual posible empleador le llame no le podrá ubicar y podrá tomar la referencia como fraudulenta.

“En los viejos tiempos, el seguimiento a un antiguo jefe sería difícil. Ahora, lleva sólo 30 segundos encontrarle en LinkedIn. Si la persona no tiene una página, seguro que puedes encontrar a alguien que sabe que él o ella y sabrás donde está trabajando (la recomendación en cualquier caso es mantener esas relaciones en contacto)”.

Si sabe que su antiguo jefe dirá algo horrible, hable con antelación

La verdad es muy poco probable que el reclutador de una empresa le llame para decirle: “Hemos decidido no contratarlo porque su antiguo jefe dijo que es usted un idiota.” Como tal cosa no sucederá, lo ideal antes de proporcionar un contacto que sabe que le perjudicará. Es sincerarse y decir: “Aquí está su número de teléfono. Sin embargo, como jefe y empleado hemos tenido muy mala relación porque tenemos puntos de vista muy distintos. Si desea otro punto de vista, aquí está. El nombre y número de teléfono de ‘Karen’. Ella era la directora del departamento de contabilidad y juntos hicimos un gran trabajo por la empresa también”. No ocultar el número o la mentira de que su relación con su antiguo jefe era mala será mejor. La verdad es muy fácil de averiguar.

Haga lo que haga, las referencias tienen gran peso en una candidatura. Así que recuerde no quemar puentes e incluso saber marcharse de un empleo con profesionalismo. Si usted fue menos profesional en su partida de un trabajo, eso es lo que la gente recuerda de usted, sea prudente. Y nunca olvide lo importante de la palabra honestidad, está siempre le ayudará a abrir las puertas que usted necesita en todos los aspectos de la vida.

¿Quieres más tips de ventas?, inscríbete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here