Los altos directivos en una burbuja

Seminar

Los gerentes y su “burbuja de junta directiva”, actualmente es muy común notar es constante comportamiento. Las gerencias actuales no ceden algún tipo d espacio de interacción con ningún nivel administrativo de la organización. Estos se encuentran completamente aislados desconectados de la realidad y de los ejecutivos que están por debajo de ellos. Asimismo, existe un vínculo muy fuerte entre el bienestar laboral de los directivos y su felicidad general. Dejando de lado estos mismos bienestares para el resto del equipo que los acompaña en su gestión.

Actualmente no existe como prioridad organizacional, mantener una relación fluida y clara entre el empleado y el empleador. Los principios básicos de toda gerencia abogan por el mantenimiento constante de una relación nutrida y basada en una comunicación ideal. La cual será la base fundamental del entendimiento y de la creación de nexos firmes entre el empleado y la organización todo esto cultivado y desarrollado por los gerentes de turno y sus mecanismos de integración laboral. Que preservan el clima organizacional ideal.

La comunicación clara, transparente y oportuna en todos los niveles de una organización es fundamental para su buen funcionamiento, debido a que es a través de esta que pueden compartirse las perspectivas que sobre diversos asuntos tienen los distintos actores de una empresa, poniendo en común puntos de vista y buscando las estrategias más adecuadas para resolver las situaciones.

Esto debería ser así tanto en los más bajos niveles de una compañía como en los más altos, de manera que no se presenten vacíos peligrosos en el manejo y el funcionamiento de un negocio. Las altas figuras de las juntas directivas están viviendo en su propio mundo, encerradas en una burbuja.

Junta directiva, la más positiva

 directivos

El comportamiento constantemente identificado con una visión amplia que permita la empatía y el compartir de ideales a fin con la organización. Son objetivos comunes para todo gerente. Una relación fluida complementado con un lenguaje y comportamiento ideal. Marcará el norte preciso para el equipo liderado. A su vez, un lenguaje que refleje positivismo y optimismo aporta de manera única este mismo sentimiento a los miembros de la organización. Es indudable que manejando los códigos correctos se desarrollaran los objetivos. De manera sincronizada y precisa en pro del éxito empresarial.

La desconexión entre las percepciones de los directivos de la junta y los de rangos inferiores. Es evidente en diversos aspectos de las organizaciones y tiene una característica particular. Los altos directivos tienen una visión más positiva y optimista de las situaciones en comparación con la de los demás. Miembros de su equipo, rompiendo cualquier posibilidad de comunicación para el logro de objetivos primordiales. Se trata de un desbalance evidente entre lo que perciben unos y otros que es, a su vez, la base de las decisiones que toma cada uno de ellos y la base del funcionamiento de la organización.

La felicidad es equivalente a compromiso laboral

La necesidad constante de incentivar y motivar el entorno laboral. Es una necesidad impetuosa que debe llenar todo gerente. La creación espacios que permitan el acceso directo entre los empleados y su empleador. Son de gran ayuda e incentivo constante, trayendo como beneficio el logro de identificar el personal con las situaciones y soluciones necesaria para el cumplimiento cabal de metas.

Son evidentemente significativo, los fuertes vínculos que existe entre el bienestar laboral. De un directivo y su felicidad general. Dándole mayor importancia a la iniciativa de incluir la felicidad como uno de los indicadores de gestión administrativa.

Toma de decisiones

La toma de decisiones en este sentido debe ser debidamente complementada. Por la inclusión de valores humanos que creen nexos sólidos y lealtades permanentes. La generación de incentivos basados en valores personales del directivo. Que coincidan con los de su equipo laboral y a su vez, estén a tono con la organización para la que trabaja. La promoción de una mayor coincidencia, entre un mayor bienestar general. Y un sentido del propósito en el trabajo más fuerte, lo que significa que las personas son más felices trabajando en algo que tenga sentido para ellas.

Por lo tanto, podemos concluir que fundamentalmente deben ser consideradas acciones prioritarias. La firme convicción en políticas que aboguen por la no ruptura de vínculos que deslinden a los altos directivos. Con la realidad de sus compañías y de las personas que trabajan para ellos. A su vez, la generación de medios o métodos que garanticen. El bienestar en el trabajo y la felicidad de todo el entorno profesional laboral de la organización. influyendo significativamente en el desempeño laboral de los directivos. Quienes deberán ser siempre los entes motivadores y los estrategas que deben cumplir con los objetivos y metas planteadas por la empresa para el logro de las metas constantemente.

¿Quieres más tips de ventas?, inscríbete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here