Persistir, Insistir y nunca desistir para lograr vender

vendedor

Siempre hemos escuchado decir que para conseguir que un prospecto tome la decisión de comprar. Este lo viene haciendo por lo menos hasta la quinta o sexta visita o intento de cierre de venta.

Es muy cierto que la persistencia e insistencia es una característica de los grandes vendedores. Y es considerado como un valor fundamental para tener éxito en ventas. Se ha  determinado que la persistencia e insistencia es una de las características más importante. Y la más valorada por los vendedores con más experiencia.

En muchas ocasiones puedes experimentar que al realizar varias visitas a un cliente. Sientes que no estás logrando convencerlo ni mucho menos sientes que estás cerca de cerrar la venta. Pero si persistes insistes y nunca desistes puede que consigas lograr tu cometido.

Cuenta un vendedor que una vez visitó a un restaurante para hacerlo cliente. Habló con la persona que decidía las compras y después de su maravillosa presentación le dijo que debía comprobar y comparar los precios, por ahora todo iba bien, es normal que el cliente quiera evaluar y comparar precios con la competencia….

Al regreso de una semana le hizo la visita de seguimiento para ver si los precios le cuadraban. Y el responsable de compras le dice que no lo había mirado. Así que hasta realizó un total de 7 visitas y dos meses detrás del prospecto y no consiguió venderle…….

Implementar una nueva estrategia

Ser persistente e insistir y nunca desistir es un trabajo duro pero de forma estratégica e inteligentemente.

Cuando se realizan seguimientos se deben  cambiar las estrategias. De cómo abordarnos al prospecto y como actuamos en cada visita. Sorprenderle con algo distinto que le llame la atención.

Si sólo nos dedicamos a preguntar si ha comprobado o comparado los precios. Y no somos proactivos intentando que el cliente salga de su zona de confort.  Siempre tendremos los mismos resultados una y otra vez, si actuamos de la misma manera siempre. Es en este punto cuando se escucha que los vendedores dicen: ese cliente no compra, he ido a visitarlo muchas veces y no me compra, no le invierto más tiempo a ese cliente.

Estrategias de gran utilidad que te ayudarán a vender

venta

Una lista de cómo puedes sorprender a un prospecto para lograr vender:

Háblale con confianza como si fuera a un amigo

Cuando visites a un prospecto tienes que hablarle por su nombre. Como si lo conocieras de toda la vida. Esto genera familiaridad, porque estarás creando un clima cercano y de confianza. Ya que uno de los motivos por el cual no te compra es porque no te conoce y no confía en tí.

Entrégale muestras del producto

A todos los clientes les gusta que le lleves una muestra del producto. Porque se sienten apreciados y tienen la oportunidad de probar el producto que vendes. Así  podrás derribar esa barrera de hielo de la desconfianza en lo que vendes.

Ofrécele una promoción especial

Si le has dado un precio de tu producto y no te ha contestado puede ser que no le haya cuadrado el precio. Y no quiera decírtelo (hay clientes que no le cuesta decir no). Entonces lo mejor es sorprenderle con un descuento o promoción especial. Y se lo limitas en el tiempo para acelerar la venta,  Ejemplo: «Solo esta semana para clientes nuevos tengo un descuento de un 10%»

Preséntale algún producto nuevo

Si le ofreces un producto nuevo o un producto que no le hayas ofrecido de tu actual catálogo. Presentándolo como un nuevo lanzamiento, le llamarás muchísimo la atención y tendrás una oportunidad de vender. Porque a los clientes le gustan todas las novedades.

Comunícale sobre los resultados de tu producto en otros clientes

Conversar al prospecto de los éxitos de tu empresa NO LE IMPORTA. Al cliente lo que le importa es que le hables de los resultados tan maravillosos que está provocando tu producto en otros clientes similares a ellos. Ahí es donde si te presta atención y provocas un sentimiento de querer comprar.

Planifica una visita con tu jefe

A todos los clientes le gusta sentirse importantes, en este sentido si haces un seguimiento. Y vas con tu jefe el cliente alucinará porque se va a sentir muy importante.

Cómo no resultar abrumador para el cliente

Cuando haces seguimientos y el prospecto te contesta que no está interesado en tu propuesta. Si al poco tiempo vuelves a ir con la misma propuesta comercial te conviertes en un vendedor abrumador. Porque no le ofreces nada distinto y tenlo claro, no por insistir más te va a comprar. Ya que sienten que no les ofreces nada nuevo. Sino que llega a ser molesto recibir la visita del mismo sujeto ofreciendo lo mismo.

El cliente te comprará si cambias las circunstancias. Si le llevas otra propuesta diferente que le haga salir de su zona de confort .Que no es más que seguir con su actual producto, proveedor o servicio.

CRM