Se el mejor vendedor, aprende a priorizar la satisfacción del cliente

vender

La evolución de los mercados ha permitido generar nuevos productos. Pero también nuevos procesos de venta y por consiguiente, nuevos clientes.  Los clientes de hoy además de estar más informados y ser más exigentes, quieren sentirse importantes y no les vale cualquier cosa. Quieren ser los verdaderos reyes. Se el mejor vendedor, aprende a  priorizar la satisfacción del cliente.

Emocionar a tus clientes es la clave si quieres que recuerden tu marca o producto. El cliente demanda cada vez más experiencias de compra. Donde las emociones perduren en el recuerdo y se creen vínculos a largo plazo.

Si quieres tener clientes satisfechos y fieles. A continuación te presentamos las 7 claves que deberás tener en cuenta si quieres lograrlo.

Al cliente lo que él necesite, pero si puedes que sea mayor el beneficio

cliente

Conocer y detectar las necesidades o deseos del cliente es vital, si no es así. Ponte manos a la obra para aprender a detectar con rapidez las señales que nos mandan nuestros clientes. Para anticiparnos y sacarle partido a la jugada. Hay que saber leer entre líneas y muchas veces los clientes nos hacen señales de humo que no sabemos ver. No hay nada peor que despachar, por eso es fundamental darle al cliente lo que quiere en cada momento y si no lo sabemos. Preguntarle y preguntarle, de esa forma. Sabremos acertar y satisfacer sus necesidades más rápidamente.

El cliente es el rey

El cliente no siempre tiene la razón, pero es el que tiene el dinero. No escatimes en sacar todas tus herramientas de venta  a pasear. Demuéstrale que estás a su servicio y aprovecha para hacerle sentir importante. La sensación de exclusividad es algo que nos mueve a todos y queremos ser los protagonistas en todo momento. Tu deber es hacer que el cliente sea el rey, el que de verdad importa en ese momento. Enamórate para una relación a largo plazo.

El cliente tú principal activo

Hacer un buen seguimiento de tus clientes te ayudará a fidelizarlos. Si te preocupas por saber cómo están cuando hace tiempo que no te visitan, lograrás atraerlos. Si sabes despertar su interés cuando estén apagados, harás que vuelvan. Si sabes hacer que vuelvan sin un motivo concreto, sino porque quieren verte, habrás logrado tu objetivo retenerlos. Debes ser capaz de atraer a tus clientes sin esfuerzo.

Convence al cliente de que “lo barato sale caro”

¿Te has preguntado alguna vez cuál es tu ventaja competitiva? Si no la tienes es el momento de buscarla o la competencia te sacará del mercado. Existen dos formas de diferenciarse, o bien por precio, o por ser distinto y mejor que el resto. Debes proponer algo diferente y novedoso que te haga atractivo. Si el precio es lo que marca esa diferencia siempre habrá alguien que lo haga más barato que tú y por tanto no serás rentable. Se mejor porque tus clientes no pueden encontrar a alguien que haga lo mismo que haces tú. Encuentra la esencia de tu negocio y marca la diferencia.

Perfecciona y simplifica tu proceso de ventas

Todo buen proceso de venta cuenta con una parte técnica, con una estructura correcta. Que si la sigues, lograrás que tú cliente te compre. Debes tener bien identificadas cada una de las fases de la venta para poder hacer lo que un buen profesional de las ventas haría. En la primera fase preventa debes impresionar a tu cliente y prepararlo para la siguiente fase, la venta. La venta tiene una parte de bienvenida donde debes acoger a tu cliente, para conocerlo más en detalle. En el análisis, enriquecerlo y conquistarle con tu propuesta para después, en la despedida. Acompañarle hasta la puerta. Finalmente deberás tener una buena fase de postventa. En donde fidelizar a tu cliente.

Impacta al cliente con tu producto

Saca el máximo partido, crea experiencias únicas, emotivas, espectaculares y en definitiva inolvidables. El cliente recordará cómo le hiciste sentir. Probablemente olvide lo que compró, pero nunca la experiencia que vivió. Despierta sentimientos y querrán volver a tu lado. No olvides que cada cliente es distinto y debes adaptarte a él. Sólo de ese modo lograrás sorprenderle.

Que tus clientes sean súbditos de tu producto

Si conviertes a tus clientes en tus fans incondicionales siempre te elegirán frente a otro tipo de propuesta. ¿Cómo puedes conseguirlo?, conquistando su mente y su corazón gracias a un gran trabajo. Si consigues este objetivo nunca te faltarán adeptos, ya que el verdadero fan te sigue donde vayas y te recomienda allá donde estés.

Si te apasiona el mundo de las ventas y quieres seguir conociendo en detalle cómo conseguir clientes satisfechos y que sientan pasión por ti y por tu trabajo. No dejes de lado esta oportunidad y mejora tu venta consultiva en punto de venta.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete