Un vendedor en tu contra dentro de la empresa

vendedor

Es muy común que como asesor te toque trabajar en una empresa donde se acaba de marchar o prescindir el responsable comercial. Entonces terminas con siguiéndote con  un vendedor que está en tu contra o que simplemente no está de acuerdo con tus decisiones. Esto es muy común, que alguno de los vendedores desde el primer momento comience a tener diferencias con el asesor.

Ese vendedor no te admite, no admite tu presencia dentro de la empresa y mucho menos tu liderazgo. Por lo general, este tipo de actitudes las suele tomar los vendedores más antiguos. Esto se debe a que alguien que lleva tiempo trabajando dentro de la empresa no soporta que alguien nuevo llegue a dar órdenes. Ten en cuenta que esa persona puede tener aspiraciones a llegar a ocupar el puesto que tienes. Por lo tanto, para él, eres un usurpador de su puesto.

Este tipo de cosas suele suceder en prácticamente todas las empresas, es casi imposible poder hacer que todos los trabajadores puedan llevársela bien, pues siempre existen diferencias entre los seres humanos.

Ten cuidado, porque en algunas ocasiones ese vendedor te puede intentar hacer quedar mal en las reuniones departamentales. Esto con el fin de quieres hacerte quedar mal delante de todos y después hablar sobre el tema con los demás. Explicar él o ella como se deberían hacer las cosas  y querer demostrar que el merece ese puesto. Por lo tanto, es importante como asesor mantener siempre la postura y estar precavido ante cualquier evento.

Cargo hereditario

 vendedor

¿De dónde le viene a él ese deseo de poder o esa aspiración? Lo más seguro es que tenga años esperando esa oportunidad y considera tener todo el derecho a poseer ese cargo. Como si todo eso se tratará simplemente de una monarquía hereditaria.

Es muy posible que un vendedor dentro de la empresa lleve años alimentando ese ego. Tal vez el propietario siempre ha estado dispuesto a aguantar sus chismorreos y malas prácticas verbales sobre sus propios compañeros. Y ahora, también incluye al nuevo asesor. Ningún empresario en el mundo se salvará de tener un empleado de estas características.

El vendedor comenzará a no asistir a las reuniones del departamento, no te contará cómo van sus operaciones de ventas. Muy seguramente en algún momento pase por tu lado y no te salude aparentando que está muy ocupado. El vendedor no colocará ningún tipo de interés en querer actualizar su CRM. Además, se lo pasará llamando a sus compañeros de trabajos por teléfono para ver cómo les puede ayudar para, de alguna forma, sustituirte virtualmente y satisfacer el complejo.

Por lo general, cuando esto ocurre no existe muchas cosas que hacer. Si tu trabajo tiene las garantías para durar lo suficiente, lo mejor es prescindir de él. Eso sí, si es un vendedor cuyos números de ventas llevan un promedio satisfactorio, deberás de esperar a seleccionar otros vendedores e ir formando tu propio departamento solido con personas de confianza. Esto antes de prescindir de las posibilidades de venta de venta que esa persona te provee.

El empresario

 vendedor

Pero siempre suele haber algún tipo de problema. En muchas ocasiones el propietario cuando ve que las cosas no marchan bien, decide darle mayor importancia a aquel vendedor que vende a corto plazo. Y deja a un lado la posibilidad de ir creciendo un equipo sólido a medio plazo. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todas las personas son iguales. Por lo tanto, esto puede variar según el empresario de la empresa.

Es lógico, en el proceso de las ventas siempre se tiene prisa, el propietario contrata un vendedor hoy. Pero, quiere que sean positivos los números de ayer, en otras palabras quiere que hagas milagros. En muchas ocasiones te pagan 1000 pero quieres que le hagas 1.000.000. Ten en cuenta que si la ansiedad del propietario es extrema, entonces la necesidad económica es acuciante. Se suele decantar por ese vendedor más que por un futuro.

Cuando estos casos se dan, no quedan más opciones que tener que soportar ese tipo de vendedor. Aguantando así el tiempo que sea necesario hasta hacer una buena selección de comerciales y colocar los medios para que vendan lo máximo posible y lo antes posible.

Las ventas

 vendedor

Vender nunca ha sido fácil, se considera algo muy complicado y difícil de lograr. En muchas ocasiones los números sobre las ventas nunca terminan de salir, esto en muchas ocasiones no resulta culpa del vendedor. Sin embargo, para los demás, especialmente para los jefes, el vendedor siempre será el culpable de las malas ventas.

Las habilidades requeridas para una persona poder tener la responsabilidad de estar a cargo de un departamento son las siguientes:

  • Empatía.
  • Diplomacia.
  • Humildad.
  • Liderazgo asesor.
  • Valentía.
  • Tecnología.

Puede ser que en algún caso ese vendedor carezca de al menos una o más de estas cualidades. Pero a pesar de eso, suelen llevar muy bien el trabajo. Esto termina siendo algo como una lotería.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete