Conoce las técnicas que te pueden ayudar en tu proceso de venta

técnicas

Cuando se trata de vender, existes un gran número de técnicas y estrategias sencillas que puedes poner en práctica. Para mejorar como vendedor.

Lo importante de estas estrategias o técnicas, es que las incorporen de manera natural  en todas las fases del proceso de venta. Por ello hoy te contaremos cuales son estas sencillas técnicas que te ayudaran bastante a mejorar tus ventas.

Técnicas que te ayudarán en tu proceso de venta

 técnicas

Llamada de contacto

Cuando la venta se hace a través de tele marketing. El objetivo del vendedor debe ser conseguir una visita o entrevista con el cliente. Por lo tanto debe seguir estas técnicas.

  1. Mantener un tono serio y formal: Como aun no conoces al cliente, no puedes sobrepasar los límites tratando de ser cercano o gracioso. Ya que con esto puedes obtener que el cliente te rechace. Por eso lo mejor es ser directo y mantener un tono serio y formal.
  2. Consigue que te hagan preguntas: Siempre tu objetivo debe ser generar interés en el cliente. Claro está sin hablar mucho del producto. Ya que lo que quieres es lograr una entrevista o visita. Y es allí donde hablaras de los beneficios de tu producto o servicio.

Toma de control inicial

  1. Causa siempre la primera vez, una buena impresión: en cualquier relación, los primeros segundos cuando conoces a esa persona son claves. Así que debes demostrar que te alegra conocerlo. Además de que hay tres cosas fundamentales que debes hacer siempre que conoces a un nuevo cliente. Lo primero que debes hacer es Mirar a la persona a los ojos. sonreír de manera sincera. Y saludar de forma sincera, procurando siempre darle la mano.
  2. Es importante que tu cliente diga muchas veces sí: para lograr esto es importante que acudas a la entrevista con tu cliente preparado. Que sepas a que se dedica, que cargo tiene, entre otras cosas que te ayuden a saber qué tipo de conversación puedes entablar con él. Y sobre todo qué tipos de preguntas le realizaras. Y por mas obvia que te parezca una pregunta, hazla. Pregunta mucho con la finalidad de que en los primeros minutos de la plática. Te responda muchas veces sí.
  3. Deber conseguir sentarte, en los primeros minutos: una primera visita, puede que o sea tan cálida como pensábamos. Ya que la mayoría de las veces estos clientes sacaron unos pocos minutos de su apretada agenda para atendernos. Por lo tanto cuando sientas este frío en el ambiente. Debes tener como meta a corto plazo conseguir sentarte, así  no logres vender nada. Y solo le puedas dejar tu tarjeta. Pero ya esto será un gran avance y lo más seguro es que en la próxima visita consigas tu objetivo. Que es vender.

Durante la reunión o entrevista

  1. Tu presentación o la de tu empresa debe ser breve: debes explicar quién eres, ha que te dedicas o a que se dedica tu empresa en un tiempo de un minuto. Debes ser breve, te interesa atraer la atención de tu cliente. No aburrirse con largas explicaciones. Así que resume tu presentación en 4 o 5 cosas que le pueden interesar al cliente.
  2. Haz una pregunta después de presentarte: lo más importante en la entrevista con el cliente. Es que sea él, el que más hable. Tienes que hacer que tu cliente hable y se interese en la conversación. Que te cuente que es lo que necesita. Que le gustaría tener. Que sea el el que te de la información. Por lo tanto apenas termines con tu presentación debes hacerle una pregunta.
  3. Parafrasea: a medida de que tu cliente hable, trata de repetir sus últimas palabras. Las que sean más importantes, ya que con esto reforzará su mensaje. Y sobre todo reafirma lo que él te está diciendo. Y vuelve a preguntarle de manera condicional para que el tenga que reafirmar nuevamente lo que está diciendo.

Después de presentar la oferta de tu producto o servicio

  1. Mantén una actitud firme frente a las objeciones: este es el paso más importante de todos. Por lo tanto es donde debes cuidar más la técnica o estrategia que vas aplicar. Ya que de ella depende que se concrete o no la venta. Por esto debes mentalizarte y estar preparado para cualquier objeción que pueda realizarte el cliente. Y esto es muy bueno ya que tendrás la oportunidad de aclararle las dudas.

 Lo fundamental aquí es que siempre te muestres seguro. Que no muestres una reacción inmediata. Que mantengas la misma postura. Que no apartes la mirada de tu cliente y que permanezcas sentado. Con esta actitud simplemente le demostraras seguridad, y debes responderle con una pregunta que lo haga responder con un “si” a tu favor.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete