Venta directa al consumidor (D2C): ventajas y desventajas

Venta directa al consumidor

Venta directa al consumidor o D2C (direct to consumer) es un modelo de venta en la que el consumidor adquiere el producto directamente del fabricante. Eliminando completamente el uso de intermediarios o vendedores internos; incluso punto de venta físico.

Los avances tecnológicos y las múltiples plataformas online han hecho que no sea necesario tener intermediarios para lograr ventas. Esto, por supuesto, conlleva a numerosas ventajas, pero también desventajas que son importantes conocer. 

Venta directa al consumidor: ventajas

Gestión de producción

Un negocio u organización que maneje la venta directa al consumidor, puede supervisar más fácil y directamente todo el proceso de producción, compra y venta de los productos. Como resultado, se pueden crear protocolos más desarrollados que giren en torno a la satisfacción de los clientes.

Aumento de ingresos

La simplificación de venta, permite al negocio quedarse con un porcentaje más alto de ventas. También se puede ampliar las estrategias de marketing a fin de aumentar aún más los ingresos mensuales y anuales.

Personalizar las ventas

Debido a que se maneja una venta directa con el consumidor; tendrás la oportunidad de personalizar las ventas. Ofrecer a los clientes procesos y/o herramientas que permitan personalizarlas.

Control de la marca

Una web o tienda online propia, brinda la oportunidad de controlar totalmente lo que deseamos que el consumidor visualice. Adicionalmente, controlar toda la información del producto; esto con el fin de dar respuesta a todas la necesidades que los consumidores presenten. 

Mayor oportunidad en el mercado

El ahorro de distribución de productos a negocios minoritarios; contribuye a centrar los esfuerzos para potenciar la marca y la satisfacción del cliente. De esa manera se aumenta el valor y estrategia de ventas del negocio y competir con otros negocios similares.

Venta directa al consumidor

Venta directa al consumidor: Desventajas

Aunque son múltiples las ventajas que aportan las ventas directas al consumidor; deja ciertas desventajas o dificultades al implementar este tipo de negocio.

Mayor responsabilidad de producción

Un negocio que establece un modelo de venta directa al consumidor; requiere de departamentos que estén especializados en la elaboración y supervisión de la producción por completo. Esto quizás puede generar aumentos de costes, a fin de mantener óptima la producción y mano de obra de los productos.

Mercados competitivos

Esta estrategia de ventas directas al consumidor, es muy utilizada hoy. Por lo tanto, se hace frente a competencias dentro del mismo mercado. Además, requiere de buena utilización de campañas de marketing.

Retos de gestión

Trabajar directamente con el cliente. Puede significar un reto con las gestiones internas del negocio. Esto implica, tiempo para envíos y pedidos; gestión de pagos online, atención al cliente 24/7. Es lógico que todas estas gestiones requieran de logística y buenos recursos. Por ello representan una desventaja si el negocio no sabe organizarse.

En conclusión; un modelo de venta directa con el consumidor (D2C) aporta múltiples efectos positivos y unos aspectos que deben considerarse. Sin embargo, no cabe la menor duda de que permite brindar al consumidor una mejor experiencia y más personalizada. Aumentando así las ventas y evitando costes externos.

CRM