5 Consejos para llevar una agenda de trabajo

Hoy día, tener un proyecto o empresa en mente son cosas que requieren de tiempo y esfuerzo, poder cumplir y compaginar todos los pendientes que se nos presentan resulta complicado; Por ello, algunos expertos recomiendan llevar una agenda de trabajo, que permita organizar las labores que debemos hacer día tras día y cumplir con todo lo que estipulamos.

Muchas veces al culminar la jornada no somos consciente de todo lo que hemos hecho en el día, y las actividades que teníamos planeadas se nos olvidan o no tenemos tiempo de completarla. Las distracciones son un factor importante a considerar en nuestra agenda de trabajo ya que esto alarga el tiempo que  estipulamos  a plantear; Por esta razón te brindaremos algunos consejos prácticos para llevar tu propia agenda de trabajo.

Consejos para llevar tu agenda de trabajo

Anota en primer lugar lo primordial:

Las tareas y objetivos que debemos resolver en el transcurso del día no todas tienen la misma importancia; por ello, es vital seleccionar aquellas tareas que sean fundamentales dentro de tus labores y agendarlas.

Igualmente, luego debes incorporar las tareas que son secundarias dentro de tus labores para no dejarlas pasar de largo. Es importante hacer las cosas por partes, te explico, no es lo mismo agendar un recado que un proyecto a largo plazo; en este caso deberás dividir tu proyecto en tareas de corto, mediano y largo plazo.

Transforma tu agenda de trabajo en tu rutina:

Si quieres ser más eficiente es importante que incorpores tu agenda a tu rutina diaria, que quiero decir con esto, debes dedicar unos minutos al día (lo que consideres necesario) para revisar los pendientes agendados. Así mismo, debes plantearte cómo vas a llevar a cabo las tareas de manera eficaz.

 

Se realista y flexible:

Es importante que seas realista al agendar un pendiente y coherente con el tiempo que planificaste invertir para realizar la actividad; debes recordar que el día tiene 24 horas y debes dedicar al menos 7 horas para tu descanso personal.

La flexibilidad debe reinar en tu agenda, el hecho de que esté apuntado no implica que no pueda ser movido de lugar si lo amerita o surge algún pendiente más urgente, es recomendable que estés revisando y evaluando día a día todos tus quehaceres midiendo el orden de prioridad.

Evita las multitareas:

Si quieres cumplir con tus objetivos evita apuntar un mismo día tareas de diferente naturaleza, se ha demostrado que el cerebro funciona más rápido cuando realiza actividades relacionadas. Para evitar caer en las multitareas, agrupa las actividades diarias de acuerdo al desarrollo, es decir que sean actividades con el mismo objetivo.  Te explico, puedes anotar los informes por un lado, las reuniones aparte, responder correos y tareas similares.

Nunca taches una tarea que no acabes:

Es recomendable que cuando inicies una tarea no la taches y trates por todos los medios culminarla, ya que de lo contrario, deberás retomarla al día siguiente acarreando descontrol en tu efectividad y productividad.

Ya para finalizar, es importante recordarte que la agenda puedes utilizarla como una aliada contra el tiempo que si logras incorporar a tu vida te hará más eficiente en tus labores. Puedes asignar colores a la prioridad de tus tareas y así lograr que las misma sea más divertida a tu vista!.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete