Claves necesarias para mejorar tu actitud en ventas

ventas

Como es bien sabido todo inicio es difícil, cada empresa o emprendedor tiene una serie de retos de gran importancia para poder llevar a feliz término su proyecto de ventas. A su vez, es importante los costos de inversión y los riesgos de correr con gastos extras o adicionales. Un ejemplo de estas situaciones son Aquellas pequeñas empresas que ofrecen servicios y productos. En algún momento se han encontrado en  la disyuntiva de si vender ellos mismos o contratar un vendedor.

La realidad es que cuando se comienza no sólo no tienes mucho dinero para invertir en un vendedor. Por lo tanto, es inevitable extremar las medidas para tener el control sobre sus movimientos. Al menos que seas una empresa más parecida a una corporación que a un negocio de profesionales independientes.

Pretende e imagina que cada persona que conozcas tiene un letrero colgando que dice “HAZME SENTIR IMPORTANTE”. Esto no solo te hará exitoso en ventas, te hará exitoso en la vida – Mary Kay Ash

Es importante tomar en consideración que en gran parte de las ocasiones los clientes preferirán hablar con las personas que poseen altas responsabilidades dentro de la empresa. Si es directamente con los jefes causan un efecto de mayor confianza y entrega. Al saber que eres dueño de tu empresa o directamente su creador. Sentirán que son más y mejor atendidos, ya que son los responsable de los servicios que recibirán. A diferencia aun cuando las gestiones son ejercidas por otra persona contratada para desarrollar los servicios. En líneas generales a las personas les gusta la atención y la dedicación personalizada. Y tu cliente no será una excepción.

Por lo tanto, si estás cuestionando tu rol de vendedor o tu profesión en ventas. Consideras que ya nos es para ti, por alguna razón. Te facilitamos las claves necesarias para mejorar tu actitud en las ventas.

Tú no vendes, es tu cliente quien compra

ventas

Toma en consideración que tú no eres quien vende, realmente es el cliente quien compra tu producto. El cliente es quien decide si comprar o no tu producto. Adoptar un servicio de gran atención y entrega a tu cliente no depende solamente de ti. La decisión de tu cliente es fundamental para poder dar continuidad a la relación comercial. Si bien, el cliente tiene el poder de tomar decisiones fundamentales.

En ti también hay posibilidades de mejorar y usar estrategias que te ayuden a mejorar y preservar a cliente.  Puedes mejorar tus habilidades, hay técnicas que puedes aprender. Pero se trata de mejorar la comunicación y la forma en la que sirves a tu cliente. No de convencerlo de hacer algo que no quiere o no es bueno para él.

Las ventas son una oportunidad para conocer más de tu cliente

La venta es una excelente oportunidad para conocer más sobre tu cliente. Y cómo podrías ayudarle. Es por eso que debes lograr una conversación profunda. Mucho más enfocada en tu cliente y no en tus servicios. Si logras conocer más sobre la necesidad de tu cliente, esto cambia el enfoque con el cual ofreces tus servicios. Dándole valor a conversación aún si tu cliente no te compró.

Tu objetivo principal no es vender

Tu objetivo principal en una conversación de ventas es identificar, descubrir y transmitir la congruencia entre lo que tu cliente necesita. Y el o los servicios que ofreces. Crear identidad con el cliente significa crear vínculos directos que estrechan lazos y crean confianzas. Que fortalecen la relación comercial. Descubrir es profundizar en él, no en tus servicios. Y transmitir es poder compartir con tu cliente ese hallazgo.

Eso significa vender. No es que tu cliente salga de tu tiendo con el producto adquirido, no, es la simple experiencia de cubrir una necesidad primaria de tu cliente y a su vez. Conocer las necesidades y realidades de una persona. Ten en cuenta que él no te necesita, simplemente eres  tú que quieres venderle.

Tu cliente no es adivino

Es habitual pensar que como los productos o servicios son excelentes. Los clientes lo identificarán sin problemas. Piensa que tú estás trabajando con tus servicios día tras día. Y en una conversación de tal vez 20 o 30 minutos intentas transmitirle a tu cliente lo maravilloso que ellos son.

Terminarás abrazándolo con tanta información que no podrá procesar. O bien dejándolo con una sensación de complicación cuando en realidad el problema no son tus servicios. Sino la forma en la que hablas de ellos. La clave aquí es poder hablar de resultados, de lo que tu cliente va a lograr. De esta forma, le estás dando algo concreto sobre el cual tomar una decisión.

El “NO” es parte habitual de tu trabajo

El rechazo es más frecuente de lo que te imaginas y debes acostumbrarte a él. Un gran error que puedes cometer es tomarlo como algo personal. En realidad, tu cliente no te está rechazando a ti ni siquiera a tus servicios. Simplemente está diciendo que en este momento NO es lo que necesita. O NO piensa que necesita justamente esto o NO puede acceder a él.

Recuerda, siempre habrá cosas que te gustan más que otras en tu negocio. Pero no tienes por qué sufrir con ellas. Debes encontrar la forma de ver el lado positivo de todo.  Aplicando e implementando estas claves lograrás descubrir que el mundo de las ventas. No es fácil pero tampoco imposible.

CRM