Cómo hacer si pierdes al mejor cliente de tu cartera

cliente

Es muy común que las organizaciones estén enfocadas en conseguir nuevos clientes y en satisfacer a los actuales. Aunque esto parezca lógico y una buena práctica, lo cierto es que hay un factor muy importante que las empresas no están tomando en cuenta. Los clientes perdidos, por lo tanto, es importante conocer cómo hacer si pierdes al mejor cliente de tu cartera.

El simple hecho de perder un cliente afecta directamente. Tanto tus ventas como la fluidez y estado de ánimo y de tu cotidianidad. Sin mencionar los daños colaterales. La sensación es brutal, el mundo se te viene encima, lo ves todo de color negro y sin esperanza.

Es real, y sin temor a engañar. Ya es bien sabido que esta situación es muy complicada tanto a nivel económico. Porque habrá una reducción considerable en tus ingresos por no alcanzar los objetivos o presupuestos de ventas. Como a nivel psicológico ya que el impacto es tan grande que si no lo encajas te puede desestabilizar emocionalmente.

Recomendaciones para afrontar la pérdida de un buen cliente

cliente

Hay luz al final del túnel, con esfuerzo, tenacidad y constancia lo puedes superar. Como puedes hacer. Las estrategias a seguir para salir de esta espiral sin salida son:

Respira y continua, grita una sola vez

Imagínate que la culpa de la pérdida del cliente no fue tuya.  En todas las conversaciones que las quejas constantes de lo injusto de la situación. Pero entiende que quejarte continuamente no ayuda en nada, sólo me mantenía estancado en el problema. Mina la moral y mentalmente desemboca en lo negativo.

Desahógate con alguien de mucha confianza como un amigo, tu jefe, un compañero, pero. ¡Una sola vez! Háblalo todo el tiempo que necesites y saca todo lo que tengas dentro. Esta terapia te ayuda a liberarte y a sentirte mucho mejor.

Revisa tus responsabilidades

Una vez te hayas liberado de la carga negativa. Estas en disposición de mirar tu parte de responsabilidad. No para auto castigarte sino para aprender la próxima vez que te veas en la misma situación. Siempre hay una experiencia de aprendizaje en todo fracaso.

Realizar un examen de conciencia y observar aquellos puntos donde has cometido el error. Es un hábito muy poderoso ya que es lo único que, en esta situación, puedes hacer para mejorar.

Rectifica y sigue la lucha

Toma conciencia que va a ser un camino difícil pero no imposible. Vas a tener que trabajar muy duro y echar más horas de lo normal. Ya sabes lo que dicen. Si quieres obtener resultados distintos, haz cosas distintas.

Mentalizarte de que el camino es cuesta arriba te ayudará a que todo sea más fácil debido a que cuando te vengan los malos momentos. Tu mente esta ya predispuesta y no te jugará malas pasadas ni intentará auto sabotearte.

En situaciones extraordinarias hay que realizar algo “extra” y ésta es una de ellas. Debes estar enfocado en las actividades que te harán salir de este bache. Que son ampliación de gama y hacer clientes nuevos.

Toma acción inmediatamente, no hay tiempo que perder. Vas contra reloj y cada minuto cuenta. Haz un plan de captación de clientes para compensar la pérdida y. Sobre todo, comprométete a cumplirlo. Enfoca todas tus energías en este plan y elimina todas las actividades que te roban tiempo y te desenfocan de tu prioridad.

Paciencia y persistencia

Roma no se construyó en un día y recuperar lo perdido llevará tiempo y esfuerzo. Lo más difícil es aguantar el tipo ante la falta de resultados mes tras mes. La presión por cumplir los objetivos pesará como una losa. Pero debes estar a la altura y mantener la calma.

Habrá días que quieras tirar la toalla, pero no te preocupes porque es normal. A todos nos ha pasado en ésta difícil situación. Aquí entra en juego la Resiliencia. Te dejo la definición que más me ha gustado de Resiliencia.

Asegúrate de ofrecer el mejor servicio al cliente del mundo. No todas las batallas se ganan con precios. Está demostrado que muchas se ganan con un excelente servicio. Si tienes 10 competidores, debes asegurarte que tu compañía ofrece un servicio excepcional. Esto se convertirá en una fortaleza que pocos podrán vencer fácilmente. Envíos rápidos, valor agregado, atención pronta y personalizada son solamente el principio del éxito.

Resiliencia: Capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida, transformar el dolor en fuerza motora para superarse y salir fortalecido de ellas.

Lo que nos hace únicos es que no nos quedamos en esta situación. Sino que nos levantamos y seguimos luchando porque sabemos que las ventas son una carrera de fondo y no un sprint.

Por experiencia es importante decir que hay luz al final del túnel. No va a ser fácil pero tampoco imposible. No te desanimes y confía en ti mismo porque la única persona que puede cambiar la situación en la que te encuentras eres tú.

CRM