Cómo segmentar tu mercado

Si estas empezando un negocio o ya lo tienes, debes aprender a segmentar tu mercado; evidentemente para poder hacer una segmentación, primero debes saber que es un mercado y porque es importante identificarlo para la salud de tu negocio.

Todo negocio o empresa, debe conocer quiénes son el tipo de personas que se acercan a su establecimiento o que se interesan por el tipo de servicio/producto que ofrecen como compañía. Para esto es necesario conocer el mercado en el que está trabajando. Por eso es importante que leas detalladamente los siguientes párrafos para poder tener todos los detalles necesarios.

Segmentar tu mercado: lo primero es saber cuál es tu mercado

Primero que nada definamos qué es un mercado; se entiende por mercado, al sector tangible o intangible donde se efectúan ofertas y determinados servicios o productos entre individuos naturales o jurídicos. Así pues dependiendo de la actividad de tu empresa habrá un mercado para ella en la mayoría de los casos.

En este mercado, se encuentran una clase de clientes determinados; partiendo de esto podemos establecer que por ejemplo: en el mercado de las maquinarias pesadas, no se encuentran las mismas empresas que en el mercado de los alimentos. En ambos contextos tantos los ofertantes (negocios); como los clientes potenciales (y compradores) son totalmente distinto.

¿Por qué es importante segmentar tu mercado? Porque como te habrás dado cuenta no todas las personas estarán interesada en tu producto. Por ejemplo si tu negocio es vender productos de belleza. Tu mercado principal son las mujeres.

Saber esto es sumamente fundamental. ¿Por qué? Porque en base a esto podrás tener el eje para poder construir tu estrategia de marketing y ventas; incluyendo incluso tu publicidad.

Conoce realmente lo que vendes

Así es, primero debes tener claro qué vendes para poder saber luego a quien se lo venderás. Tomando el ejemplo de los productos de belleza. No es lo mismo vender productos de belleza importados de alto costo y de renombre, que vender productos económicos al mayor cuya marca carece de importancia.

Dependiendo de tu producto (y de otros factores también importantes) se acercarán determinada clase de personas a tu negocio y otras por el contrario se alejarán.

Conoce a tu cliente

Una vez tienes claro quién eres; sabrás a quien puedes interesarle como negocio, y ahora si podrás empezar a segmentar tu mercado. Para poder hacerlo lo que hay que hacer es analizar a los clientes que componen a tu mercado.

¿Cómo se hace este análisis? Básicamente puedes hacerlo respondiendo a unas cuantas preguntas importantes. Algunas de esas preguntas son:

Sexo de mi cliente: recuerda dependiendo del negocio puede que sean solo mujeres, hombres, o ambos.

Edad: la edad es sumamente importante, ya que dependiendo del rango de edad de una persona los gustos varían, siguiendo el ejemplo de la belleza; una mujer de 40 años quizás esté más interesada en comprar una crema anti arrugas, que una mujer de 22.

Gustos: ¿Cuáles son los gustos de tu cliente? Dependiendo de sus gustos puede que incluso ni siquiera entre a tu negocio. O por el contrario puede que se fidelice completamente.

Poder de compra: quizás uno de los factores más importante; si no hay poder de compra, no hay transacción y por ende el mercado es muy difícil y complejo.

Necesidades: una vez ya tienes algunos datos de tu cliente, puedes preguntarte mejor que necesita. Y en base a eso construir ofertas. ¿El resultado? Aumentarás las posibilidades de compras.

Una vez ya tienes el perfil de tu cliente. Prácticamente tú mercado esta segmentado, ya que solamente las personas que tienen ese perfil son las que se interesarán por tu negocio. Las otras pocas que se acerquen realmente tienen muy pocas probabilidades de comprar.

 

 

CRM