¿Cómo vestirte para vender?

Quizá hayas escuchado alguna vez aquel dicho que dice “las personas comen con los ojos”, créeme, que en definitiva, esto también aplica en este caso. A pesar de tener el método preciso, cualquier posible cliente puede continuar rechazándote si no conoces la manera de vestirte para las ventas.  Por tal razón te traemos algunos consejos sobre cómo vestirte para vender.

Como te ven te tratan. El mundo de los negocios puede llegar a ser muy crucial, en ocasiones deja de importar la persona que eres por dentro, claro que hay que tratar a los cliente de una manera cálida y cortés; pero si no vistes de la manera correcta será muy complicado que te tomen en serio. Es completamente natural que te juzguen en base al primer vistazo que te echen. Por ejemplo, si asistes a una conferencia de trabajo en franela, gorra y zapatos deportivos lo más plausible es que te pidan que te retires. Lo mismo aplica si tu objetivo es vender u ofrecer un producto determinado.

¿Aprende cómo vestirte para vender adecuadamente?

Una buena imagen es el componente oportuno para generar más ventas. La manera correcta de vestirse para vender depende mucho de tu personalidad, una magnífica idea y la más habitual, es invertir en un buen traje. Un color sólido como el negro proyecta  autoridad, distinción y hasta algo de misterio. Un tono como el azul nos transmite seguridad, inteligencia y mucha tranquilidad. Si eres hombre no está de más utilizar corbata. Más sin embargo, hay varios patrones de vestir y varían mucho en base a la industria a la que pertenezcas, fíjate bien en como lucen los demás y crea tu propio patrón pensando en cómo vestirte para vender aún más.

Si eres mujer, no es un secreto que podrías llegar a tardar en elegir el atuendo adecuado para ti, es completamente natural. Puedes optar por trajes femeninos en colores neutros o vestidos que pasen un poco la rodilla sin ninguna clase de estampado llamativo, tu objetivo es generarle seguridad y calidez a tu consumidor, no distraerlo.

¿Existe algo más que una buena vestimenta?

Además de descifrar la manera adecuada de vestirse para vender, un buen aseo personal es de suma importancia. Si eres mujer, un rostro cálido con los toques de maquillaje correcto provocará que tus futuros clientes se sientan más en confianza a tu lado. Hidrata tu piel, toma mucha agua, y eso sí, no dependas siempre del maquillaje.

Mantén tu cabello en buen estado, el corte ideal de cabello hace la diferencia, este factor aplica tanto para las mujeres como para los hombres.

Indiferentemente de que seas hombre o mujer una buena imagen será la clave perfecta, lejos de ocasionar un aspecto frívolo se trata de darle valor a lo que haces y quieres hacer.

¿Es completamente necesario tener un buen aspecto en todo momento?

Detente un segundo a pensar, como seres humanos conscientes no nos atrevemos a comprar aquello que no nos gusta, ¿cierto?

Basándonos en esto, al momento de vender pasas a ser parte del producto o de aquel servicio que ofreces. Vestirse correctamente para vender, tu aseo personal, y tu calidez como persona es tu empaque, aquello que te define como profesional.

Si quiere proyectar seguridad en dirección a tus próximos consumidores piensa siempre en que la primera impresión es aquella que se queda grabada para siempre. Si sabes que luces bien automáticamente te sentirás bien.

Así que no esperes más, evalúate a ti mismo, crea tu propia tarjeta de presentación en base a tu vestimenta y aspecto y notarás los cambios en tu negocio para un bien mayor.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete