Consejos para Cuidar tu cartera de clientes, rasgo vital para mantener tus ventas

clientes

Facturar depende la cartera de clientes, se asocia más casi exclusivamente a nuevos clientes y el buen trato que estos merecen. Un error que limita el verdadero potencial de crecimiento de la mayoría de las empresas es despreciar u olvidar al cliente como ente vital de toda organización. Hay algunos sectores que pueden conseguir muy buenos resultados centrándose únicamente en la venta nueva y sus clientes adquiridos.

Normalmente las empresas innovadoras con productos únicos y muy diferenciados. Probablemente de base tecnológica o de la era de digital. Que tienen estructuras de costes más flexibles gozan de privilegios por el tipo y necesidad de sus producto. Por lo tanto, se debe dar la mayor importancia a una serie de Consejos para Cuidar tu cartera de clientes, rasgo vital para mantener tus ventas.

«Conviértete en la persona que atraiga los resultados que buscas” – Jim Cathcart

Los clientes se han vuelto más exigentes, y satisfacer sus expectativas es una tarea que requiere un gran esfuerzo. Si cuesta tanto conseguir a un cliente, no te permitas perder ninguno, Para evitar esta fuga. Te ofrecemos una lista de conceptos que puedes tomar en cuenta para estar al día con. Un servicio de calidad y amoldado a las necesidades de la clientela disponible.

clientes

Hacer largas filas

Si un cliente ha tenido que hacer largas filas durante el día, tenga por seguro que el cliente no estará feliz llegando a su negocio y tener que hacer una más. A menos que realmente valga la pena, se dará vuelta y volverá cuando haya menos gente. O bien irá a un lugar donde pueda comprar de inmediato.

Vendedores que mienten

No es lo mismo mentir que ofrecer beneficios. Es un grave error vender a base de mentiras, incluso. Un principio fundamental del éxito en ventas es nunca tratar al cliente como si fuera poco inteligente.

Llamadas inoportunas

El telemarketing es una gran herramienta y cuando es bien aprovechada puede producir excelentes resultados. Pero una de las debilidades de este sistema es que si no se tiene cuidado. Las llamadas se pueden tornar inoportunas y hasta irritantes.

Atención despectiva

Es importante que las personas encargadas de atender al cliente ofrezcan una sonrisa. Sean amables y tengan una actitud de servicio que se perciba.

Sentirse vigilado

La delincuencia ha afectado de tal manera a los negocios que muchos empresarios tienen necesidad de protegerse. Pero un aspecto malo de ello es caer en el extremo de desconfiar inconscientemente de todos sus clientes.

Entrar a una tienda y que no haya alguien para brindarles atención

Todos sus colaboradores deben ser entrenados para estar atentos al ingreso de un cliente y acercarse lo antes posible para preguntar. De manera amble la frase idónea para el momento ¿en qué podemos servirle?.

Desconocimiento del producto o servicio

El proceso de venta requiere ganar la confianza del cliente y esto tiene que ver con la calidad de la información que brindamos.

Mala presentación

Por principio, los mejores ejecutivos y vendedores siempre tienen la cualidad de tener una presentación personal impecable. Detalles como lavarse las manos constantemente, utilizar perfume y cuidar el aliento garantizan mayor éxito para con el cliente.

En otro contexto, es evidente ver que el comportamiento en otros sectores ya establecidos por clientes o prospectos más leales. Se puede apreciar una mayor identidad al producto. Que podríamos apreciar como más maduros. Los cuales deben ser considerados por un trato especial ya que estos preservaran la rotación o flujo de caja de manera permanente para la tienda o negocio.

Una solución: cuidar a los clientes y rentabilizar la cartera

La clave para romper con este círculo vicioso está en diseñar una estrategia de crecimiento basada en un mix de técnicas que. Complementando a la venta nueva, se enfoquen en mejorar el rendimiento de los clientes en cartera. Y en particular, hay tres formas de conseguir una cartera de clientes más activa y eficiente en términos de rentabilidad, que son:

  • Mantener la cartera de clientes
  • Mejorar ratios de conversión en ventas
  • Aumentar el consumo medio

A través de los datos almacenados de clientes y transacciones, podemos conocer mejor sus intereses y proponerles. Una oferta personalizada que ayude a conseguir cada uno de estos tres objetivos. Hay diferentes formas de enfocar y trabajar con los datos para conseguir activar las tres palancas de facturación. Elegir cómo combinarlas y en qué medida contribuirán a la estrategia global depende de tu situación de partida. De qué aspectos hayas trabajado, y cuáles tienen aún margen de mejora.

Ser vendedor implica grandes cuotas de sacrificio en pro del crecimiento empresarial y del cargo que ocupas. Conocer directamente el movimiento de todo el aparataje que mueve tu empresa es vital. Los clientes son la razón de ser de tu tienda o empresa a la hora de evaluar prioridades. Recuerda que los ingresos que obtienes de quienes te visitan. Son los que permiten el funcionamiento y continuidad de tu proyecto en el tiempo.

CRM