Conservar la fidelidad de los clientes y consolidar una relación en el tiempo

cliente

Cuando una empresa consigue la captación de un cliente tiene un tesoro. Y quien sabe conservarlo  consigue beneficios sostenibles en el  tiempo. Las empresas dedican mucho esfuerzo en la captación de clientes nuevos. Ampliar la cartera  de clientes y aumentar cada vez más su volumen. Sin embargo, lo más importante no es ese interés y ambición por conseguir cada vez más clientes. Si no saber conservar la fidelidad para mantenerlos en el tiempo. Consolidar una relación y contar con su confianza.

La empresa que logra conseguir un cliente siempre va a suponer un mayor esfuerzo. Y un mayor valor que si lo conservamos. Por ello, todas nuestras funciones deben ir dirigidas a cuidar ese cliente que ya tenemos. Y que debe contar con nuestros productos o servicios en más de una oportunidad. Si lo que busca la empresa es rentabilizar y ampliar su cartera de clientes.

Tus clientes más insatisfechos son tu mayor fuente de aprendizaje. Bill Gates

Son muchos los aspectos y factores que se deben tomar en cuenta. Si lo que deseamos es conservar la fidelidad de los clientes y consolidar una relación en el tiempo.

Conservar y mantener a los clientes

cliente

Debemos comprender que nuestro cliente no puede ser cautivo. El cliente debe tener la posibilidad de conocer a nuestra competencia. Es nuestra labor conseguir ser la primera opción del cliente. Debe existir una diferencia favorable, ofreciéndole la mayor calidad y precio. Lo que necesita en cada momento y en especial, sabiendo siempre cuales son las necesidades. Que tiene en cada momento. La competencia es buena, nos permite evaluar lo que debemos mejorar. Para transformarnos y tener un punto de referencia para estar en constante evolución.

Se le debe ofrecer y darle al cliente lo que necesita. De ello depende el  éxito de la empresa. Si sabemos analizar sus necesidades podremos ser capaces de estar en el momento en el que surja. Esa necesidad y ser la primera opción para ellos. Debemos estar no sólo cerca del cliente, sino que debemos mantener una constante indagación sobre las nuevas necesidades que se presenten. Para así conseguir la satisfacción de lo que buscan.

Evaluar el mercado y la competencia

Debido a que actualmente el mercado se encuentra en continuo cambio. Los clientes están cada vez más informados, son más infieles y tienen una mayor oferta. Exigen más cosas por menos dinero. Antes los clientes exigían calidad a un precio razonable. Pero actualmente, exigen esa misma calidad a un precio más bajo. Debemos ofrecer servicios de calidad y que valoren nuestro esfuerzo y trabajo. Sin dejar de lado que debemos satisfacer al cliente ofreciendo de vez en cuando elementos que no espere. Y, por supuesto, sin sobre valor alguno para él.

Al evaluar  el mercado y la competencia se le puede ofrecer adicional al cliente. Incentivos con la compra del producto, manuales gratuitos, muestras gratuitas, descuentos. Esa es una manera de motivar a los clientes de una forma sencilla y accesible.

Reinventar y renovar constantemente

Las empresas deben incluir en su planificación la creación de nuevas ideas. Que permitan reinventar y renovar constantemente la imagen del producto. El mundo está en una constante evolución. Y por eso la ventaja de aplicar  nuevas ideas, o cambias o te cambian. Las empresas que sobreviven en el tiempo no siempre son los mejores. Ni los primeros en llegar, sino, los que mejor saben adaptarse a las circunstancias del momento. Por ello es fundamental evolucionar, estar despierto, aprender, cambiar y ofrecer cosas nuevas.

Toda empresa que ofrece los mismos productos o servicios durante lo largo del tiempo. Debe evolucionar y adaptarse a la sociedad, al mercado y a sus clientes, si no, se encontrará con el fracaso y deberá cerrar mucho antes de lo que piensa.

Factores  que te permiten satisfacer al cliente

Uno de los factores más importantes para tener en cuenta si queremos tener clientes satisfechos. Y conservar su fidelidad en nuestro negocio es el equipo de ventas. Las personas que forman parte del equipo de ventas  son la cara visible de la empresa. Las personas que ofrecen la mejor cara de los servicios o productos que venden. Y quienes generan el crecimiento de la misma.

Contar con el mejor equipo de ventas  es fundamental si queremos lograr el  éxito. Para tener a las mejores personas, hace falta cuidar a ese factor interno de las empresas.

Finalmente una empresa es la suma de cada una de las personas que la conforman y el cliente. En muchas oportunidades nos elegirá por esa persona. Que es quien le da confianza, le atiende y le presta el servicio.

Si deseas tener un equipo de ventas o ser ese profesional que marque la diferencia. Y conserve a sus clientes gracias a su buen trabajo. Mantener capacitado y preparado al equipo de ventas permite satisfacer al cliente.

CRM