La Manera de tratar a un cliente difícil

cliente difícil 1

Es muy fácil encontrarse con clientes difíciles; podemos percibir cuáles son por simples señales como respuestas cortantes, brazos cruzados y suspiros pesados. La mayoría de las veces sus acciones se deben a problemas personales o estímulos psicológicos. ¿Qué puedes hacer si te encuentras con esta clase de cliente difícil?

Técnicas para tratar con un cliente difícil

Para tratar con un cliente difícil es esencial conocer algunas técnicas de trato; incluso es necesario prepararse psicológicamente antes de que a tu negocio llegue alguno de estos clientes que vengan con quejas.

  1. Prepararse con antelación: Para poder tratar con clientes molestos, debemos estar preparados para así saber qué decir en el momento oportuno. Quizás estudiar bien el producto o el servicio, tener toda la información, por decirlo así, a la mano. Y de esta manera afrontaremos esos momentos incómodos que nos pueda producir el cliente.
  2. Escuchar la opinión del cliente: Esto implica en comprender en verdad lo que esté diciendo el cliente. Ya que al demostrarle al comprador interés en lo que dice, construiremos confianza, empatía y por su puesto conocimiento y entendimiento.
  3. Pensar con mente de principiante: Es simplemente asumir que no sabes o que no entiendes lo que dices, de esta manera no juzgaremos tan rápido al cliente.
  4. Pedir perdón: Cuando el comprador se haya desahogado, podemos comenzar a hablar con un simple “Perdón”, “lo siento”, “Discúlpenos”; así, el cliente se tranquilizará y creará empatía Esto no quiere decir que aceptamos todo lo que haya dicho, sino que lamentamos el hecho de que el cliente viera las cosas negativamente.
  5. Mantener la calma total: Al trabajar con un cliente difícil puede ser muy complicado, y hasta nos puede hacer enojar o estresar. Pero, debemos mantener la calma al conversar con ellos. Ya que la manera en la que reacciona el comprador depende de nuestro comportamiento.

De hecho, con ver a la persona a los ojos y hablar con cierto tono de voz adecuado, generará una imagen positiva.

cliente difícil 2

Técnicas para trabajar con clientes polémicos

Ahora bien, no solo existen los clientes enojados o frustrados. También están esos compradores que aman la confrontación, a ellos se les llama “Clientes Polémicos”. ¿Qué hacer en ese caso?

  1. Mostrar seguridad en uno mismo: Lo primero que debemos hacer al presentarnos ante ellos es mostrarnos seguros de nosotros mismos. No debemos permitir que encuentren un punto débil en nosotros, ya que ellos se pueden aprovechar de estos.
  2. Tratar de evitar discusiones en todo momento: Antes de hablarle al cliente, debemos pensar dos veces lo que decimos. Si no, puede intentar usar cada palabra que digamos como algo negativo o hasta verlo como un ataque directo hacia ellos. Por ello, cada vez que nos dirigimos hacia ellos, debemos hablarles con respeto.
  3. No tomes personal las críticas que haga el cliente: Aunque lo que diga puede doler, si no has cometido ningún error, debes recordar que el cliente solo te está molestando así que no lo debemos tomar personal. Para poder hablarle con respeto, le podemos preguntar ¿Qué podemos hacer para darle un mejor servicio?

En conclusión, siempre habrá clientes difíciles, pero debemos tomar la situación con calma y mostrarles respeto, y así ellos podrán hacer lo mismo. También daremos una imagen positiva al negocio.

CRM