Las ventas y la Programación Neuro-Lingüística

ventas

El ser exitoso en las ventas depende directamente de la afinidad en la relación vendedor – cliente. El enamoramiento del cliente como parte de la estrategia. este será un primer paso para el logro de tu objetivo principal vender tu producto a quien quieras cuando puedas. Podría parecer que es un concepto o apreciación muy retrograda en comparación con la diversidad de métodos actuales. Comprobados y garantizados en efectividad de respuesta. Pero es un primer paso muy importante.

Años atrás, la garantía de éxito se limitaba o se media a través de los estudios o conocimientos que poseía el vendedor. Como el poder, dominio y capacidad de comunicar de manera efectiva la información. Al poseer estas cualidades, tenía garantizado su éxito en una alta proporción. Es decir, este poseía la capacidad nata de hacer dinero con sus trabajos. El vendedor tenía éxito porque conseguía ser un ideal para el comprador, lo tenía enamorado. y si en alguna ocasión las ventas disminuían sólo tenían que hacerse de querer. Podríamos decir que este comportamiento antañón, ya pasado de moda, pero aún activo en el mercado de ventas. Permitía mantener un ligero control sobre la relación comercial. Utilizando una estrategia de comunicación correcta instintivamente.

Con el pasar del tiempo y los cambios en la cualidades y prioridades del cliente. Las exigencias del nivel de ventas permitieron buscar perfiles diferentes. Con cualidades más adecuadas al mercado disponible. Es acá, donde entró en juego la proactividad. Un vendedor con características más efectivas, incisivas y abocadas directamente a cautivar y mantener al cliente a toda costa. Con conocimientos más diversos. al mismo tiempo que un buen uso de la lengua y un amplio vocabulario. La empresa se encargaba de dar formación técnica de los productos a vender.

Algunos tips de PNL para que comiencen a aumentar tus ingresos desde ya

ventas

Las Palabras generan Reacción

Las palabras causan reacción en las personas. El uso de ciertas palabras puede generar sentimientos negativos o positivos.

Como vendedor exitoso debes estar consciente del impacto que tienen las palabras, la reacción que generan en las personas. Es importante aprender a estar callados y escuchar lo que la otra persona nos quiere decir y qué es lo que necesita y está buscando.

Cuida las palabras que te dices a ti mismo

Esas palabras que nos dan vueltas en la cabeza pueden ser el combustible para convertirnos en los mejores o pueden ser parte de nuestro auto sabotaje. Intenta que las palabras que te dices a ti mismo aumenten tus niveles de seguridad. Uno de los aspectos clave de la PNL es que nos ayuda a cambiarnos a nosotros mismos. Con esta idea en mente, tenemos que enfocarnos en conocernos y darnos cuenta de cuándo nos estamos auto saboteando al ser negativos.

Mejora tu relación con el “NO”

Conforme vas aumentando tu habilidad, los SI van a ser más que los NO. Pero a la vez, no debes tener miedo a que te digan no. Nuestra mente termina captando el mensaje contrario.

«Los seres humanos tenemos un deseo innato de ser independientes y autónomos, y estar conectados con los demás. Y cuando ese deseo se libera, logramos más objetivos y vivimos vidas más ricas» – Daniel Pink

La palabra “no” es un término abstracto. Por lo cual, las palabras que acompañan a un “no” pueden ser asimiladas como una orden. Ejemplo: “No pienses que el cliente te va a rechazar”. Y la mente, al no registrar el “no”, entiende “el cliente te va a rechazar”. Esas son las imágenes que automáticamente se proyectan en tu mente. Es decir, tu mente capta el mensaje contrario. Si el cliente te llega a rechazar, va a ser una profecía autocumplida.

El “no” lo usamos con tanta frecuencia que ni nos damos cuenta de lo contradictorio de nuestras expresiones: “Hasta que no pagues no podrás hacer la compra”.  Comienza a reformular tus frases y ve eliminando el no de tu cabeza. De esta forma vas a ir aumentando tu habilidad de ventas y los SÍ van a ser más que los NO.

Regula tu comunicación no verbal

Cuando hablamos, nuestro tono de voz debe ser claro, positivo y debe mostrar interés. Hay que evitar hablar despacio. Tampoco seremos una metralleta de palabras. Debemos desarrollar un tono de voz natural y pausada.

En cuanto al volumen, debemos controlarlo.  A la par, hay que usar siempre inflexiones de voz para que nuestro tono no sea monótono. Nuestra voz debe transmitir seguridad y emociones positivas.

Una forma de probarlo es grabarse mientras estás hablando o vendiendo. Como hacen los grandes deportistas al ver sus grabaciones. Podrás corregir lo que sea necesario. Observa siempre tu lenguaje corporal, el cual debe reforzar tu mensaje. Pregúntales a tus conocidos cómo te ven y qué expresas cuando hablas.

Las posturas idóneas al momento de cualquier negociación. Dan una muestra precisa a tu receptor del mensaje. De quién eres tú y que tan fiable puedes ser para crear una relación comercial. Es indudable que las muestras de gran seguridad y fidelidad con el cliente. Garantizan terreno ganado al momento de negociar.

CRM