Los empleados y las reuniones de trabajo

Mantener una comunicación fluida permanente con su equipo de trabajo, es un comportamiento ideal de todo líder o jefe. Cuando existe una fluida comunicación, se ahorra mucho. Ya que un mayor entendimiento permite el cumplimiento efectivo y eficaz a la hora de desarrollar funciones en el trabajo.

La comunicación, considerada como una parte vital de toda relación debe ser practicada periódicamente por todo líder. A su vez debe existir la reciprocidad por parte de quienes es recibido el mensaje. De una forma respetuosa y voluntaria, considere que en ocasiones los empleados ya las reuniones de trabajo. No se llevan muy bien.

La disposición de escuchar debe estar presente, la aceptación de un mensaje directo y preciso garantiza el logro de objetivos y del éxito de cualquier gestión.

Si bien sabemos, existe una porción de la población empresarial que obvia o no está de acuerdo con invertir tiempo en reuniones. Ya que estas pueden llegar a restar tiempo vital para la culminación de labores y de actividades pendientes.

Reuniones de trabajo

trabajo

Por otra parte, Las reuniones de trabajo, son importantes ya que permiten la sincronización de los equipos de trabajo, a su vez, permiten conocer apreciaciones o puntos de vista desconocidos por los gerentes que nacen el seno de su equipo de trabajo. Las cuales pueden ser escuchadas y muy favorables para la gestión empresarial.

Habrá a quien le dé absolutamente igual la opinión de su equipo de subalternos. Las reuniones son vitales para avanzar desde distintos frentes y las normas son las normas.

El ámbito empresarial se vale de diversos métodos para hacer atractivos estos encuentros laborales. Desde actividades de esparcimiento hasta convenciones de fin de semana. Todo esto permite la creación de simpatía o empatía, entre la empresa y sus empleados. De una manera más extrovertida y atractiva.

Manejo de contenidos en las reuniones

El planteamiento de metas creíbles, cuantificables y realizables, son vitales a la hora de propiciar una reunión y que esta sea de total éxito. La sinergia empresarial debe estar dirigida al entendimiento y el manejo de líneas o códigos que sean asumidos con completa seguridad y responsabilidad de ambas partes. Es decir, la idea del jefe debe ser compartida de manera igualitaria por sus empleados.

Por lo tanto, se cita textualmente información resumida por el digital especializado Management-Issues, a considerar para lograr identificar los aspectos negativos de los empleados. Simplemente las 10 principales quejas por las que los empleados rehúyen las reuniones:

Principales quejas de los empleados

  1. Las reuniones no empieza ni termina a tiempo. Se extienden de manera inevitable y causan retrasos en las tareas diarias del personal.
  2. La gerencia no dirige la reunión en la dirección correcta. (si no se puede aportar en la información compartida aspectos que contribuyan a la productividad de todos. Se pierde la atención de aquellos empleados a los que simplemente deja de importarles lo que les cuentan).
  3. La gente siempre termina preguntándose de qué se trataba la reunión. Se pierde el tiempo en dilatadas charlas que no van a ningún sitio.
  4. Incluso si saben de qué se trata, no están adecuadamente preparados para contribuir a la discusión como personal. Prefieren saber previamente de que se tratará en la reunión para preparar sus inquietudes.
  5. Demasiado tiempo se dedica a hacer que todos tengan la última versión de los documentos que se han actualizado. En opinión de los encuestados, se desperdicia con esta acción tiempo vital que puede ser invertido en las labores que deben desempeñarse, y por las que se les paga.
  6. Los que toman las decisiones claves no aparecen o llegan tarde a la reunión. A menudo según los participantes del estudio, las personas claves dentro de las empresas faltan a estos encuentros, lo que hace más improductivas las reuniones.
  7. Si las personas que deben contribuir no lo hacen. Los jefes harán siempre lo que les parezca sin contar con el resto. (es la percepción del personal).
  8. La gente que realmente puede contribuir a la solución de las situaciones muchas veces no está dispuesta a escuchar. (los empleados no se sienten escuchados).
  9. El personal convocado no tiene claro la logística de la reunión (presentándose en salas de conferencias equivocadas por no contar con la convocatoria acertada y no tener el sitio exacto de la reunión).
  10. Ellos (los gerentes) pierden el enfoque y con ello la atención de todos.

Soluciones inmediatas no existen

El uso correcto de su tiempo a la hora de reunir a sus empleados es vital, recuerde que el tiempo de sus empleados es importante para el cumplimiento de las metas empresariales. Propiciar reuniones infructuosas causará un efecto negativo y de desagrado en sus empleados. Tiempo que puede emplearse de mejor manera si este trabaja de manera incisiva en sus labores.

Determinar a tiempo las debilidades deberá ser primordial a la hora de la resolución de problemas y le aseguro más efectiva y menos costosa. Contando con el beneplácito de sus empleados quienes son la garantía del éxito de sugestión.

Las soluciones mágicas no existen, concluye el especialista, que aconseja a los gerentes revisar muy cuidadosamente cada punto a exponer en las reuniones, sintetizar al máximo y no hablar más ni menos. Alcanzar la justa medida, recordando que la verborrea lejos de hacer ameno un encuentro lo convierte en tedioso e improductivo.

CRM