Los gerentes y la moral de los empleados

ventas

No es un secreto para nadie que la estabilidad laboral evaluada desde el punto de vista del empleado. Debe reunir una serie de aspectos de vital relevancia para que se haga atractiva e insustituible. Un salario acorde con las necesidades, un ambiente laboral que goce de armonía y gran ambiente organizacional. Son características de impetuosa necesidad para crear vínculos inquebrantables entre el empleado y su empleo. Siendo relevante el accionar de en de la generación de nexos entre Los gerentes y la moral de los empleados.

No necesariamente un gran sueldo es garantía de un excelente entorno laboral. Las exigencias de la convivencia cotidiana, mediante la mezcla de diversos caracteres personales de diversos individuos. Crean ambientes distintos que en ocasiones no son bien manejados por los integrantes de la organización.

Es vital, en toda organización la consolidación de gerencias altamente efectivas que garanticen un entorno común de convivencia. Apto para todos los miembros del equipo, es acá donde radica en parte el bienestar organizacional. En las labores, gestiones, técnicas y métodos que implementan la gerencia y sus integrantes para el bienestar del clima organizacional.

Plantear metas y objetivos

empleados

Toda organización debe enmarcar sus metas y objetivos en pro del crecimiento constante y permanente de la organización. Labor que debe ser desarrollada directamente por las labores de los gerentes o líderes. Que son quienes a través de sus conocimientos y habilidades personales de dominio de grupo. Sin dejar de lado el donde gente completamente necesarios para incitar la entrega y convicción del personal a su cargo. En beneficio de los requerimientos organizacionales.

Los efectos de la crisis económica no han quedado atrás. En el camino de la recuperación todavía se encuentran no solo consecuencias, sino miedos e inseguridades adquiridas por millones de empleados durante más de dos años de dificultades económicas, recortes, despidos y medidas desesperadas en las que nadie estaba seguro de sobrevivir laboralmente.

Y si durante la crisis la actitud de los directivos fue bastante equivocada en cuanto al cuidado que prestaron a su personal por estar concentrados exclusivamente en sobrevivir, resultaría todavía más grave que durante la recuperación volvieran a equivocarse y no se enfocará en atender las heridas de sus empleados para conservar el talento que todavía les queda, antes que permitir que la competencia se lo robe por saberlo atraer y manejar mejor.

La no identificación de los empleados con el proyecto

empleados

El trabajo cooperativo es necesario en toda empresa. No poseer esa cualidad administrativa, promueve sin duda alguna ambientes cargados de falta de identidad y no pertenencia con el proyecto. Situación que afecta directamente la gestión empresarial desde cualquier punto de vista.

Es bien sabido que un aspecto necesario en toda relación laboral es la motivación. Sin motivación el único incentivo real es la remuneración o ingreso percibido. Lo cual sabemos podría ser razón suficiente para crear compromisos ante la organización. Pero no cotidianamente causa ese efecto, las constantes promociones de mejores oportunidades de empleo. Rompen cualquier vínculo que se base sólo en el dinero. Dejando desvalida y abandonada la empresa actual y sus objetivos.

En muchos casos, estas medidas, sumadas a la inflación y a diversos factores, sólo han logrado aumentar la inseguridad y la insatisfacción de personas que sienten que su salario no sólo no aumenta, sino que cada vez les alcanza para menos. Y por lo tanto presentan situaciones cotidianas de inestabilidad laboral. Siempre buscando nuevas y mejores oportunidades.

Los gerentes y sus obligaciones motivacionales

Los directivos no deben descuidar a su personal en ningún momento, pero menos durante esta recuperación, en la cual su papel será determinante a la hora de fortalecer la moral y la motivación de los empleados, de manera que estos no se vayan con una competencia más visionaria y mejor preparada a medida que las oportunidades aumentan con la recuperación económica.

Las opiniones de expertos como el profesor Willmott consideran que. Las organizaciones deben invertir en el desarrollo de buenos directivos. Para poder retener el talento y agrega que “Los empleadores deben encontrar forma rentables de  dotar a sus directivos. De las habilidades de manejo de personal para que puedan apoyar. La motivación y el bienestar de los empleados. Ellos también deben consultar e involucrar al personal. Cuando se avecinan reorganizaciones o cambios importantes en cuanto a los términos y condiciones. Si quieren conservar a las personas de su lado y trabajando juntas para conseguir éxitos futuros”.

Así, parece evidente que los directivos deben estar muy pendientes de sus trabajadores. Llenando esos vacíos que se crearon durante la crisis y ofreciendo. Un apoyo que es crítico cuando existen preocupaciones y miedos. De otra forma, el talento buscará mejores oportunidades. Dejando de lado las metas organizacionales por las cuales se encuentra laborando. Es importante considerar que, el dinero siempre ha sido y será la forma de estimulación más efectiva para el ser humano. Indistintamente de quien la viva, siempre una mejor oportunidad creará vínculos más importante y nada despreciables.

¿Quieres más tips de ventas?, inscríbete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here