Los gerentes y su apatía por la formación de sus empleados

empleados

Los gerentes y su apatía por la formación de sus empleados”, frase que engloba una de las debilidades actuales de toda organización. Siendo la capacitación constante el pilar fundamental. Del crecimiento profesional de todo individuo con deseos de superación y crecimiento en el área de conocimiento seleccionada. Estar al día con los avances profesionales en las diversas áreas que su profesión le obligue. Es cualidad y característica personal de todo aquel. Que desee llevar más allá sus límites y alcances profesionales. La organización actual, movida por los constantes recortes y ajustes obligatorios sobre los presupuestos operativos.

Ha restado importancia a la implementación de este tipo de incentivos a su personal. Dejando de lado la creación de programas de capacitación adecuados en las diversas áreas de acción de la organización. Desperdiciando la oportunidad de obtener beneficios a corto plazo. Que favorecen al logro de metas y objetivos de la organización. Todo esto por falta de constancia de los gerentes para con su personal. Ya que es este el personaje más indicado para promover esta cultura organizacional. 

El crecimiento empresarial

Una empresa de característica evolutiva es sinónimo de crecimiento. Toda organización que muestra señas de adaptabilidad y aceptación a los cambios. Demuestra garantía de crecimiento futuro y logro de metas con gran seguridad. El inconveniente yace en los comportamientos contrarios a esta acción. La mejora constante en habilidades y destrezas en el área de acción de la empresa por parte de cada integrante de ella. Generará una rentabilidad silenciosa, que aumenta el valor agregado que el empleado puede aportar al crecimiento y clima organizacional.

Lamentablemente, la empresa y los gerentes actuales en su gran mayoría prescinden de estas herramientas motivadoras. Causando una carencia de interés por ausencia de incentivos al crecimiento profesional. Debiendo hacerlo por su propia cuenta si en realidad profesionalmente el empleado lo considere necesario.

Actualmente nadie duda de la importancia de la especialización y la educación y actualización constantes, teniendo en cuenta que una carrera universitaria y unos cuantos seminarios que se le vayan sumando ya no son suficientes para obtener un puesto ni para conservar el que se tiene en un futuro no muy lejano.

El ambiente laboral actual está en constante evolución y herramientas como las que ofrece internet han permitido desarrollar formas de educación más flexibles en cuanto a tiempo y espacio, que han facilitado la actualización permanente de conocimientos de millones de personas en el mundo.

Un futuro organizacional incierto

empleados

La capacitación sin identidad o líneas organizacionales propone un futuro incierto dentro de cualquier organización. El desarrollo de habilidades que se alejan de las funciones primarias que desarrolles dentro de un trabajo estable. No siempre van a ser consideradas como vitales para tu crecimiento dentro de la misma. Las oportunidades que plantea la organización muchas veces son truncada o desconocidas. Por la falta de comunicación que limita el rango de acción de cualquier empleado que desea seguir invirtiendo en su mejora profesional.

Un problema que se evidencia es que más de la mitad de los empleados no saben o no están seguros de cuáles serán los requisitos que pedirán sus directivos durante los próximos cinco años.

Además, casi seis de cada diez sienten preocupación porque las habilidades requeridas en sus empleos actuales ya están cambiando y un poco menos de la mitad tienen miedo porque sienten que sus conocimientos actuales no serán suficientes para satisfacer las exigencias que tendrán sus empleadores de aquí a cinco años.

Hacemos colación a lo expresado por Charles Logan, director de Hays, “Muchos empleadores han estado, comprensiblemente, enfocados en la supervivencia y la agilidad del momento en los últimos años, y nuestra investigación indica que ellos mismos pueden sentirse inseguros acerca de las habilidades que exigirán en los próximos años. Si ellos logran aclarar esto y comunicar lo que necesitarán, esto ayudará a los empleados a trabajar para construir su conjunto de habilidades en la dirección correcta”.

La constante incertidumbre respalda la ausencia de una capacitación centrada y enfocada en las necesidades reales de la organización. La ruptura o ausencia de una comunicación fluida y sincera entre empleado y gerente. Quebranta notablemente el crecimiento general de la empresa indudablemente.

El crecimiento profesional, empodera al empleado

Teniendo en cuenta la situación de los últimos años y el difícil ambiente laboral que se ha vivido. Además de la fuerte competencia en el mercado de trabajo. La idea con respecto a la educación permanente de los empleados ha empezado a cambiar.

Casi la mitad de los trabajadores consideran que la principal responsabilidad en cuanto a la actualización de habilidades. No debe recaer en sus directivos el gobierno u otros cuerpos profesionales, sino en ellos mismos. Aun así, casi cuatro de cada diez admitieron no estar llevando a cabo ninguna iniciativa para remediar sus falencias ellos mismos.

Así, parece claro que los empleadores deben tratar de esclarecer. Cuáles serán sus exigencias durante los próximos años para poder comunicarlas y que. De esta manera, la fuerza de trabajo sepa qué dirección tomar en su desarrollo profesional.

¿Quieres más tips de ventas?, inscríbete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here