No importa la crisis, el cliente siempre tiene la razón

clientes

Toda organización está pensada en la idea de obtener la mayor rentabilidad y en estabilidad de la misma en el tiempo. Uno de los requisitos que deben ser tomados en cuenta para hacer realidad este ideal. Es contar con el mejor método para mantener y preservar las fuentes de financiamiento y de ingresos fijos a la empresa. Es decir, mantener funcional la generación de recursos, los cuales provienen de los clientes. Son ellos los principales recursos de interés para el sostenimiento del proyecto en el tiempo.

La prioridad en la atención, a quien solicita nuestros servicios empresariales. Debe ser considerada como la razón de inversión de mayor importancia para la organización. Los directivos deben entender. Que la entrega del personal hacia los consumidores impulsa la lealtad y mejora los resultados de la empresa, en líneas generales a pesar de la situación se debe tener como premisa que No importa la crisis, el cliente siempre tiene la razón.

En una época tan competitiva, es real que la lucha permanente por el crecimiento empresarial. Debe enfocarse de igual manera en la generación de recursos, las ventas, la ampliación de canales de distribución, el crecimiento generalizado de la fuerza de mercadeo y ventas. Son parte de los objetivos principales de toda empresa. Ya que estos garantizan la consolidación del proyecto en el tiempo. Es acá donde la estrategia debe surgir por la creación de vínculos externos a la organización que contribuyan con esta, En sencillas palabras los clientes o consumidores.

Políticas de contratación

Las políticas de contratación de personal, en especial cuando se contrata a profesionales destinados a la atención al cliente. Y la adopción de estrategias para que los empleados estén satisfechos en sus puestos de trabajo, es el método más idóneo para transmitir satisfacción a los clientes.

Un trato cordial y ameno entre el vendedor y el consumidor aumenta de manera relevante las ventas. Y solidariza al mismo con las metas de la empresa a través de la lealtad al producto.

Los niveles de exigencia del consumidor a congestionado de manera relevante el comportamiento de las áreas de ventas en toda empresa. Las actuales condiciones del mercado, donde la diversidad en productos con el mismo fin. Crean una competencia desmedida por un interés en el consumidor. Provocan un parcelamiento que eleva las exigencias de distribuidor de acuerdo a la adaptación a los gusto del consumidor.

El area de atencion al cliente los gran responsables

clientes

Uno de los agravantes de la situación, se ha determinado que recae sobre los responsables de la captación del personal destinado a las áreas de atención al cliente. Es acá donde se debe evitar al máximo cualquier error. Es decir, las tareas específicas como lo son las ventas o atención directa al cliente. Deben estar cubiertas por individuos con cualidades definidas y claras que reflejen carisma, seguridad y fluidez. Esta completamente comprobado que, los individuos responsable de las ventas que crean vínculos e identidad con los clientes garantizan la mayor rentabilidad y solides del proyecto empresarial en el tiempo.

Citando textualmente el resultado de la investigación de Peter Fader profesor de Marketing de la Universidad Wharton dice: «Somos más exigentes como consumidores hoy en día. Tenemos la mentalidad de ‘el cliente es el rey’, y hemos llegado a esperar esa clase de tratamiento a nivel universal. Queremos como clientes que todo sea fácil. Las devoluciones simples, el acceso telefónico con teleoperadores constante y los productos perfectos en todos los colores. Sólo que estamos equivocados, así de simple. «

El eslabón clave

El convertir en un ideal las políticas de atención al cliente, es el actuar mas acertado. Las organizaciones de éxito deben tener en cuenta siempre las nuevas tendencias en lo que a gerencia se refiere. Una gestión abocada al cultivo y generación de clientes, que haga de este el eje o punto focal de las políticas de ventas pueden considerar que tienen parte del terreno comercial ganado. Se debe considerar que el cliente espera recibir siempre un sin número de beneficios y un trato distintivo.

Un jefe eficaz en el área de servicio al cliente debe entender, según los expertos, que la entrega del personal en una experiencia superior para los consumidores impulsa la lealtad y mejora los resultados de la empresa, nunca lo contrario. No hay ningún ingrediente secreto, pero sí que las empresas consolidadas en servicios al cliente tienden a ofrecer una amplia formación a sus empleados dentro sus programas de gestión del talento. También tienden a ofrecer a los trabajadores importantes incentivos y vías de desarrollo profesional dentro de la empresa.

Como directivos, el principal reto debe asumirse transmitiendo al personal las cualidades necesarias cuando se trabaja de cara al público: todo cliente arrogante será desarmado a final de cuentas con educación. Lo mejor como empleado es ser paciente y escuchar el problema planteado por el cliente, no ahondar en complicados argumentos que intenten hacer cambiar la opinión del consumidor y, sobre todo, ser servicial, así siempre será la empresa la que logre una mejor reputación. Y recordar que, a fin de cuentas, no es un secreto para nadie, que el cliente no siempre tiene la razón. Es simple marketing.

CRM