Ser el último no es muy beneficioso cuando buscas empleo

¡Los últimos serán los primeros¡ frase bíblica que aplica mitológicamente en las aseveraciones religiosas. No puedes postularte a un cargo o trabajo empresarial, obviando que al ser el último puede llegar ciertamente de primero. No en todos los casos aplica, no se niega la posibilidad pero existen teorías que demuestran lo contrario. Que Ser el último no es muy beneficioso cuando buscas empleo.

Es evidente, no son las mismas condiciones las que afronta el evaluador en la primera entrevista que con la última. Factores como inciden directamente en el, que promueven el desinterés o simplemente buscar una solución más temprana en los primeros postulantes para el empleo.

Si bien, ser carismático y poseer niveles de experiencia y profesionalismo de alto nivel. Son características relevantes para ser un seleccionado. La posición que ocupes al momento de la entrevista. Marca la posibilidad de ser admitido. No te culpes, solamente llega más temprano.

Sin caer en depresiones o frustraciones, recordemos que si bien ser seleccionado es promovido por las credenciales que poseas. También tiene cierta incidencia la cuestión del azar, el depender de alguien que te evaluará para un cargo. Alguien desconocido para ti, es el primer factor de riesgo. Las condiciones y disposición de esa persona ese día, a esa hora, el estrés que pueda manejar, y muchas otras variables más. Marcaran el destino de tu entrevista para tu próximo empleo, puede parecer injusto pero existe una gran posibilidad de ser cierto.

Investigaciones en Pensilvania

empleo

Según una nueva investigación de la Universidad Wharton de Pensilvania (EEUU). Y de la que se hace eco el digital Knowledge@Wharton. Las personas que buscan trabajo no sólo deben competir contra un nutrido grupo de candidatos igualmente atractivos y potenciales. Sino también deben brillar en comparación con el grupo de solicitantes que tienen entrevistas previas programadas para el mismo día.

La situación es clara, tras ver decenas de perfiles profesionales a lo largo del día. Los reclutadores pueden ver la última entrevista como un lastre. Todo puede ser atribuido al cansancio mental del jefe de recursos humanos. Pero según los especialistas, aun entrevistando sólo a cinco aspirantes. Los primeros cuatro serán potenciales candidatos y el último no para el empleo que ofrece.

La hora reduce las opciones

La hora es primordial, las condiciones son las más optimas si tu entrevista está programada para las primeras. No con esto se quiere decir que no hay posibilidades después de los 10 primeros, no. Es solo que un cerebro fresco y motivado apreciará mejor tus cualidades y tendrás mayores oportunidades de hacerte con el empleo.

Ubicarse en los extremos nunca es favorable, indistintamente cuales sean tus objetivos. Es por esto que se recomienda ser un poco astuto al respecto para estar en las condiciones más óptimas. Y que sean cumplidas tus expectativas. Según expertos, existes parámetros presumibles que acontecen durante una entrevista.

Parámetros para una entrevista

«Si [el entrevistador] entrevistó a cuatro personas, y los cuatro fueron aptas. Pensará que es menos probable que el quinto aspirante también sea bueno», señala Uri Simonsohn.

«Por supuesto, no se llega a notar esta percepción [sobre los candidatos]. Pero se notará en cómo evalúan al candidato. Durante el estudio queríamos saber si le daban una valoración inferior [a la quinta persona]. A pesar de tener las mismas cualidades que el resto. Resultó que reciben bajas calificaciones», asegura el especialista.

La hipótesis de Simonsohn se basa en que después de dar a los primeros cuatro solicitantes altos índices de probabilidades en puntuación. El entrevistador se muestra renuente a hacer lo mismo con un quinto candidato. Si sabe que sólo un determinado porcentaje de individuos son aceptados en un programa, o que sólo algunos pasarán a la siguiente etapa del proceso de selección.

Opciones para los entrevistadores

Las adaptaciones más justas deben estar en manos de las empresas y sus departamentos de captación de personal. Un trato más justo hacia los interesados o postulantes. Es el comportamiento ideal, respetar y hacer valer el interés que todos quienes asistieron a la entrevista es el comportamiento más idóneo.

El resultado será el esperado por la necesidad o necesidades planteadas por la organización. Es decir, se conseguirá y se solventara la necesidad de la vacante. No simplemente ve como entrevistador, un número de opciones ya no válida la encontrar al indicado. Permite darle la oportunidad hasta la última opción de hacerse del empleo, valora el interés de acudir a tu llamado. Puedes conseguir en la última persona evaluada, el triple de condiciones ideales para la vacante en juego.

El uso de recursos adicionales como programas que contabilicen los resultados, de todos y cada uno de los asistentes. Sería una opción valedera y cuantificable de tu función como seleccionador. Una estadística resultante de un baremo. Puede darte una visión más amplia de las condiciones, cualidades y posibilidades de cada uno de los entrevistados.

La objetividad en estos procesos es una utopía. Está claro que el factor azar juega un papel fundamental, después de toda una entrevista en sí es un acto subjetivo en el que en base a la percepción del entrevistador una persona será válida o no para una determinada tarea.

CRM