¿Cómo aumentar la capacidad competitiva de una empresa?

capacidad competitiva de una empresa

¿Te has preguntado por qué es tan importante la capacidad competitiva de una empresa? Implementando una definición simple, la competitividad representa la capacidad de competir; es decir, nuestra capacidad de mantenernos en competencia.

Si lo vemos desde el punto de vista de un maratón, si somos competitivos podremos mantenernos en la carrera y tener las posibilidades de llegar a la meta; pero si no somos competitivos saldremos de la carrera sin llegar a la meta.

Ahora, desde un enfoque económico comercial, el término competitividad adopta un punto relativo, es decir, que está relacionado a algo; dicho esto, la competitividad representa la capacidad que tiene una empresa para generar rentabilidad con referencia a otras empresas (o competidores).

Decimos que una empresa es más competitiva que otra cuando puede generar más rentabilidad en relación a una o varias empresas.

Las variables calidad y precio nos ayudan a graficar este concepto; por ejemplo, si una empresa vende un producto de buena calidad, pero es capaz de venderlo a un menor precio que su competidor o, si tiene un producto de determinado precio y es capaz de elevar la calidad con referente a su competidor; esta primera empresa estaría siendo más competitiva en las variables precio-calidad que su competidor.

Factores que afectan la competitividad de una empresa

Son varios los factores que afectan directa o indirectamente la competitividad de una empresa. Uno de ellos puede ser el salario de los trabajadores; mientras mayor sean estos, mayor costo tendrá el producto o servicio y se estará perdiendo competitividad.

Otro factor muy importante es la productividad, la cual tiene una relación directa con la competitividad, y representa la capacidad de generar producción con una determinada cantidad de recursos; es decir, si se genera más producción con menos recursos la empresa estaría siendo más productiva y esto se traduce a mayor competitividad.

El tercer factor que podemos mencionar es la capacidad de generar calidad en el producto o servicio, por ejemplo, establecer un determinado precio en el que se puede generar mayor calidad y se estaría aumentando la competitividad.

Y por último tenemos el factor tiempo. Se puede ser competitivo en el presente, pero dejar de serlo en el futuro si es que algunos aspectos cambian, y viceversa.

¿Cómo se puede aumentar la capacidad competitiva de una empresa?

capacidad competitiva de una empresa

Básicamente existen dos aspectos muy importantes para aumentar la capacidad competitiva de una empresa, y estos son: la proactividad y la planificación.

Los cambios se deben buscar, y no esperar que ellos nos encuentren y nos obliguen a cambiar. El mejor momento para cambiar no pasa cuando las cosas van mal, sino cuando las cosas van bien, porque es el momento donde hay tiempo para planificar.

La idea es preguntarse qué se puede hacer hoy o qué cambios se pueden hacer para poder ser mejores; de esta manera no solo se pudiesen evitar problemas futuros, sino que además la competitividad tomaría mayor impulso. Esto es lo que nos ofrece la proactividad.

El segundo factor, la planificación, es una consecuencia del primero; difícilmente se hará un buen trabajo de planificación sino se sabe a dónde se quiere ir, la planificación no es más que un plan o un camino que se traza para llegar a un objetivo; si no se tiene claro el objetivo difícilmente se podrá alcanzar el éxito.

Como hemos visto, la competitividad es algo muy importante para las empresas, no debemos perderla de vista, porque si eso ocurre estaríamos perdiendo importancia en nuestro sector.

CRM