¿Cómo segmentar clientes en un sistema CRM?

segmentar clientes en un sistema CRM

La segmentación es uno de los factores más importantes de las empresas de cara a sus campañas de ventas y marketing; ya que les permite encontrar personas que más probablemente puedan interesarse en comprar sus productos. La tecnología ayuda en este proceso, por ejemplo, puedes segmentar clientes en un sistema CRM, ¿cómo?

Formas de segmentar clientes en un sistema CRM

La segmentación se fundamenta en dividir o categorizar a un grupo de personas en base a sus gustos o necesidades de consumo. Para esto hay que conocer a los clientes y llevar un historial de datos que nos permita determinar qué tipo de cliente es.

Un CRM cuenta con una extensa base de datos que puede alojar información útil sobre cada cliente de manera organizada y accesible. Cada cliente tendrá, por así decirlo, una tarjeta de contacto con toda su información, historial y tendencias de compra.

Tener esta base de datos tan completa te permitirá establecer los parámetros para hacer la segmentación a través de un sistema CRM.

Un CRM, además, guarda todas las interacciones del cliente con la empresa; lo que ayuda a crear un contexto de cómo abordar la relación con dicho cliente de cara a acciones futuras. De esta forma podemos saber si su experiencia con la empresa fue buena, y seguir dicho patrón de servicio.

Otra ventaja de segmentar clientes en un sistema CRM es que podemos automatizar los procesos de segmentación. Y es que la automatización nos permite agilizar labores manuales; Al especificar al software los parámetros según los que queremos agrupar a nuestro público, este puede hacerlo en base a la información que guarda.

CRM como la mejor alternativa para la segmentación de clientes

segmentar clientes en un sistema CRM

Un CRM facilita y potencia cada una de las acciones que conforman el proceso de segmentación. Desde la recolección de datos hasta la misma agrupación por parámetros, un CRM nos ayudará a analizar la información en su base para arrojarnos resultados más exactos.

Ahorramos tiempo y dinero al poder hacer todo desde una misma herramienta de gestión; además, no tenemos que pasar información de una plataforma a otra ni tener ningún tipo de intermediarios.

Otro beneficio es que un CRM puede ofrecernos gráficos del rendimiento de nuestras estrategias para comprobar si nuestra selección fue apropiada. De hecho, puede analizar todas las fases del embudo de ventas, lo que nos permitirá implementar mejores planes de acción.

Por último, al contener datos relevantes sobre cada cliente y agrupar a aquellos con gustos o tendencias parecidas, nuestras estrategias se afinan; esto se debe a que ofreceremos a cada grupo una oferta lo más personalizada e individual posible que logre atraerlos a nuestra red y sistema de atención.

Como hemos visto hasta ahora, segmentar a través de una herramienta como Impulsa CRM nos facilitará el trabajo de planificación de nuestras estrategias. Este software es de gran fiabilidad y totalmente escalable, siendo adaptable a cualquier tipo de empresa, sea grande o pequeña.

Las increíbles funcionalidades de Impulsa CRM serán más que suficientes para todos los procesos de gestión de la relación con tus clientes; garantizándote un 100% de satisfacción en todas las etapas y situaciones en las que lo uses. Así que ponte manos a la obra y ve los beneficios de segmentar a través de un CRM.

CRM