Haz marketing sin mentiras

Haz marketing sin mentiras

“Haz marketing sin mentiras”; a continuación, en este artículo, encontrarás información para generar atención, interés y respuestas sin mentir.

El llamado y conocido marketing; para muchas personas, el marketing no es más que solo exageraciones para lograr que todo suene fantástico; con el objetivo de persuadir a una persona para que consuma cierto producto o servicio. Por ello, la importancia de generar atención, interés y respuestas.

Según el consultor de marketing Jay Abraham decía: “lo superlativo en realidad debilita tu mensaje, simplemente porque no es creíble”. Y es que, si mentimos al momento de ofrecer cierto producto, esto puede que atraigamos algunas personas; pero, en realidad, son clientes con el cual no queramos trabajar.

Haz marketing sin mentiras

Como mencionamos anteriormente, para que realicemos un marketing y que las personas no piensen que estamos mintiendo, debemos esforzarnos para que generemos interés y podamos responder a las preguntas que puedan salir al aire.

Haz marketing sin mentiras

Saber los efectos y resultados verdaderos que producen para nuestros clientes; esto es una manera para hacer marketing sin mentir. Y lo vamos a lograr a través de preguntas: ¿Qué diferencias reales producen nuestros servicios? ¿Qué beneficios ha traído para mi empresa el producto que ofrezco?

Crear mensajes de marketing que resalten nuestros resultados

Al ver los beneficios obtenidos con el producto, para nuestra empresa; como: Más productividad, retención de clientes o incrementos en las ventas. Es bueno que lo podamos especificar; recordemos que la verdad es específica, mientras que las pruebas genéricas son exageraciones.

Por ello, es importante medir. Es difícil ser específico sino no llevamos una medición o control. Un ejemplo sería: Mi cliente promedio, luego de trabajar conmigo durante 2 meses, obtiene un incremento de clientes de un 50%, con un 25% de duración de sus contratos.

Y ¿Quién te va a permitir crear está historia? Para ello, es importante la medición específica, de aquí, el punto de partida para crear nuestra historia. ¿Para qué sirven las historias? Estas, tiene un impacto emocional que produce un mensaje más persuasivo.

Otro factor a nuestro favor, es tener presente que las estadísticas frías no persuaden. Entonces ¿podemos mejorar nuestra historia? Claro que sí, ejemplo:

«La señora Martha, contaba con años de dedicación en su empresa, pero no conseguía incrementar sus ingresos, lo que la estaba llevando a una especie de desespero. Luego de trabajar conmigo durante unos 2 meses, sus promedios cambiaron; con cifras de un 50% de incremento de clientes y un 25%de duración de contrato».

Esto le permitió incrementar sus ingresos mensuales y cuenta con clientes ideales. Ahora bien, después de leer estás dos historias ¿Cuál parece más atractiva?

Para concluir, haz marketing sin mentiras, realmente si es posible, solo debemos entender que hay una fórmula que nos va a permitir la persuasión sin necesidad de mentir. La fórmula consta de: Medición + Resultados actuales + historia= Persuasión.

Si vemos que no podemos trabajar en base a está formula, quiere decir que no contamos con las herramientas necesarias para elaborarla. Y por ello, tenemos que incurrir a hacer marketing a través de mentiras.

CRM