Los buenos y malos vendedores

vendedores

Todo concepto que gire entorno a las ventas y los vendedores. Debe surgir desde el punto de vista del cliente como eje fundamental de cualquier relación comercial. El circulo comercial de compra y venta gira en ambos protagonistas. Aunque el de mayor protagonismo siempre será y deberá ser el cliente.

Actualmente, las oportunidades en el mercado que han permitido la diversidad y expansión de los productos marcas disponibles. Permiten una distorsión ligera que afecta a la fuerza de ventas. La mala concepción del concepto CALIDAD DE SERVICIO. Permite la marginación del principal recurso el cliente. Dejar de lado al cliente por la flexibilidad que te da el mercado con sus beneficios de demanda y oferta. Son un abismo sin fondo para cualquier empresa o comercial.

Es fundamental entender que existen 2 tipos de ventas: las buenas y las malas. Las primeras corresponden a su verdadera esencia. Que es la de dar servicio a quienes lo necesiten o lo quieran. Las segundas son, lamentablemente las más comunes. Y responden al interés de los vendedores de buscar solamente su propio beneficio.

Cada venta tiene cinco obstáculos a vencer: La no necesidad, la falta de dinero, la falta de prisa, la carencia de deseo y la desconfianza – Zig Ziglar

Este mal concepto sobre las ventas se da por la sencilla razón de que hay una mayor cantidad de malos vendedores que de buenos. En realidad, la gente que busca sólo su propio provecho y no el de los demás se encuentra en todos los ámbitos profesionales y de la vida en general. Pero en la profesión de ventas suele ser más notable y reprobable. Debido a la importancia que dicha labor tiene en nuestra sociedad.

Las Ventas son las que mueven tus inventarios y tus ingresos

vendedores

Los vendedores son fundamentales para el desarrollo de cualquier economía y de la calidad de vida de la población. Todo lo que se produce tiene que ser vendido, Cuanto más complejos nos volvemos como seres humanos, más y mejores productos y servicios necesitamos y queremos para vivir bien. Por lo tanto, la fuerza de ventas es todo proceso de comercialización, ya que sus esfuerzos acrecientan las economías de las empresas. Y a su vez, mejoran sustancialmente la calidad de vida de los compradores.

Por lo tanto, la mala ejecución del proceso de ventas por parte de los malos vendedores. Afecta directamente la gestión empresarial. la identidad vendedora – cliente sopesando la realidad y necesidades de este. genere en la mayoría de las personas una gran resistencia hacia los vendedores en general y hacia la profesión de ventas en particular

Vender para vivir o vivir para vender

Las Ventas no son otra cosa que dar Servicio. Por ello, para ser exitoso en esta profesión, es imprescindible desarrollar una genuina Vocación de Servicio. interesarse sinceramente por el bienestar y provecho de nuestro Cliente. Esto “se nota” claramente al momento de vender, el cliente lo percibe, y lo predispone a comprar.

Muchas veces sentimos temor a que nos digan que “no” porque lo tomamos como un rechazo personal. o porque pensamos que no somos buenos vendiendo, o porque creemos que se nos acabarán los prospectos. Y no tendremos a quién contactar para ofrecerle nuestros servicios

Si al hablar con nuestro prospecto demostramos un interés sincero. En él y en sus problemas e inquietudes, y éste no compra. Esto sólo significa que en este momento esa persona no necesita lo que le ofrecemos. No se trata ni de un rechazo hacia nosotros, ni de que seamos malos vendedores.

La prospección un factor clave en el vendedor

En este sentido, una parte crucial del trabajo del vendedor es la prospección, es decir. Buscar gente que esté necesitando o queriendo lo que ofrecemos. Para eso sólo hay que hablar con muchas personas todos los días. Y no hay que pensar que se van a acabar los prospectos. Ya que si así fuera eso significa que no hay un mercado lo suficientemente grande. Para lo que él está comercializando, y en ese caso, no tendría ningún sentido intentar venderlo en primer lugar.

Por lo tanto, podemos inferir que las ventas son un juego de números. En el que el vendedor tiene que hablar con mucha gente para encontrar. A aquellos que estén necesitando o queriendo adquirir los bienes que éste tiene para ofrecer. Es muy importante entender que no existe ningún producto o servicio que sea necesitado por todo el mundo. Ni siquiera por la mayoría de las personas, y por lo tanto vamos a recibir más respuestas negativas que positivas. Y eso es normal, está bien que así sea.

También debemos considerar que es una habilidad fundamental para los que quieran tener su propia empresa. Ya que no sólo los productos y servicios, sino que también las ideas, los proyectos, y la visión. de cualquier negocio deben ser vendidos. Los más grandes empresarios del mundo son los mejores vendedores que existen. Porque han encontrado la manera de servir a una gran cantidad de gente.

¿Quieres más tips de ventas?, suscríbete