Utilizar estratégicamente un CRM: Plan de acción

utilizar estratégicamente un CRM

En la actualidad muy pocas personas dudan de los beneficios que representa implementar un CRM en su negocio; y es que el manejo de las relaciones con los clientes es clave para el éxito de tus ventas. Pero como toda herramienta hay que saber usarla; por eso, hoy te diremos cómo utilizar estratégicamente un CRM.

Claves fundamentales para poder utilizar estratégicamente un CRM

A pesar que un software de gestión de relaciones con el cliente es una herramienta muy útil y poderosa, debe estar acompañada de un plan de acción. Este plan debe tomar en cuenta muchos factores, entre ellos el mercado, los clientes potenciales y la misma herramienta de gestión.

A continuación, te explicamos cómo estructurar un buen plan estratégico para sacarle el máximo provecho a tu CRM.

Define objetivos y metas específicas

No puedes trazar un plan de acción si no sabes qué es lo que quieres lograr. ¿Quieres aumentar tus ventas? ¿Quieres atraer nuevos clientes o fidelizar los que tienes? ¿Deseas mejorar tu atención al cliente?

Un software CRM te puede ayudar a lograr estos objetivos, pero debes tener claro qué metas quieres alcanzar y enfocarte en ellas. Tu plan de acción debe ser el resultado del análisis de tu público, del mercado y de la competencia. Mientras más datos recolectes más detallado y específico será tu plan de acción.

Encuentra a tu buyer persona y enfócate en él

Como hablamos de un plan estratégico es necesario dirigir nuestras acciones a las personas que mejor pueden responder a ellas. De nada servirá un plan bien ejecutado si lo enfocamos al público incorrecto.

Una buena manera de encontrar tu público objetivo es haciendo una segmentación de mercado que te permita entender quiénes son y dónde están tus clientes potenciales.

Ofrece una estrategia de ventas 360

utilizar estratégicamente un CRM

Es importante utilizar el CRM para potenciar y fortalecer todo el proceso de ventas de tu negocio, desde la preventa hasta el servicio posventa. El objetivo es que, sin importar en qué fase se encuentre el cliente, cada proceso funcione adecuadamente y de forma efectiva.

  • Preventa: Pregúntate qué tan eficiente eres para descubrir las necesidades de tus clientes y así ofrecer una oferta llamativa.
  • Proceso de ventas: ¿Qué tan eficiente es tu manera de atender a tus clientes? ¿es rápida? ¿segura? ¿confiable? ¿Se pueden automatizar algunas tareas para facilitar el proceso?
  • Las relaciones con el cliente: El trato y el interés que demuestras en tus clientes tiene más impacto de cara a la fidelización que los productos que vendes; por eso piensa cómo puedes mejorar tu atención valiéndote de un CRM.
  • Posventa: ¿Cuentas con un sistema de soporte eficiente capaz de ofrecer asesoría, o atender reclamos? Recuerda que el proceso no termina con la venta.

Elige un CRM adecuado

Tu empresa no debe adaptarse al CRM sino al revés. Por lo tanto, debes encontrar un software capaz de satisfacer tus necesidades, mejorar tus fallos y potenciar tus habilidades en pro de una mayor productividad.

Uno de los software más completos a día de hoy es CRM Impulsa, capaz de brindarte todas las herramientas y recursos para mejorar tu relación con el cliente. Con este útil CRM podrás diseñar una estrategia efectiva para todas las etapas de tu embudo de ventas.

Utilizar estratégicamente un CRM es fundamental para el éxito de tu negocio, así que pon manos a la obra y comienza a ver los resultados.

CRM