¿Por qué el CRM hace parte fundamental del marketing relacional?

el CRM hace parte fundamental del marketing relacional

La comercialización de productos y servicios sufren cambios constantes, y enfrenta nuevos retos; lo que obliga a las empresas a reinventar sus métodos. Es por esta razón, que en esta oportunidad te hablaremos de por qué el CRM hace parte fundamental del marketing relacional.

Los esfuerzos empresariales, en la actualidad, están orientados no solo en vender un determinado producto o servicio, a un cliente; sino en establecer una relación duradera, a largo plazo con él. Para ello, se recurre al uso del CRM y el Marketing relacional, entre otras tácticas.

Gestión de Relaciones con Clientes (CRM)

Los CRM, son herramientas tecnológicas, que persiguen construir relaciones permanentes entre empresa y comprador; basándose en la experiencia del cliente. Busca, en ese sentido, ofrecer productos y servicios, confeccionados de acuerdo a sus gustos y necesidades.

El principio fundamental de todo CRM, es usar los recursos tecnológicos disponibles, como redes sociales, tecnologías de la comunicación y de la información; para reunir y procesar datos sobre los clientes, con el único objetivo de comprender sus necesidades para ofrecerle  mejores servicios y productos.

Marketing Relacional

Son un conjunto de estrategias de  mercado, que están enfocadas en los clientes y no en los productos o servicios. Se busca conocer al máximo al consumidor para desarrollar productos y servicios adaptados a ellos y a sus necesidades.

Lograr la fidelidad, representa una ventaja significativa con respecto a la competencia; porque no hay nada más efectivo en el mundo de los negocios para convencer a otros que el testimonio de un comprador satisfecho. Por otro lado, los clientes fieles son más rentables que uno nuevo.

¿Por qué el CRM hace parte fundamental del  marketing relacional?

el CRM hace parte fundamental del marketing relacional

Las prácticas del marketing relacional persigue la construcción de una relación sólida y estable entre los consumidores y una marca. Tan sólida esa relación, que los clientes pasan a convertirse en defensores y promotores de dicha marca.

Construir esa relación es una tarea ardua y bastante laboriosa; para ello, es necesario  convertir el CRM en parte fundamental del marketing relacional. Porque se requiere la obtención de información, acerca de tus usuarios y los eventos de ventas y procesarlos adecuadamente.

Un CRM bien implementado y optimizado, permite recabar datos relevantes de tus clientes, que permitan hacer una segmentación apropiada; tener control efectivo en las ventas y servicios ofrecidos; y desarrollar sistemas de atención al cliente, que sean efectivos.

Los recursos tecnológicos que mediante Internet están disponibles, como son: correo electrónico, vídeos, redes sociales, entre otros; pueden ser aprovechados al máximo por el CRM, para una mayor efectividad en el logro de una “conexión” personalizada con el cliente; en aras de lograr su fidelidad.

Para finalizar, hay que resaltar que el CRM es parte fundamental del Marketing relacional, porque cuenta con las herramientas tecnológicas, para que este último sea posible; no se puede hacer marketing relacional, sin información y sin un manejo adecuado de la misma.

Por otro lado, contar con un CRM no da garantía del éxito en tu campaña de Marketing relacional; la confianza y fidelidad de tus compradores, es algo que se logra de a poco. Es como un edificio que se construye ladrillo por ladrillo, lo importante es que se tengan buenas bases; en este caso, un buen “feedback”.

CRM